AFTEROFFICE
espectáculos

El 'tablao' se cimbra
en el Teatro de la Danza

La bailaroa Leticia Cosío asegura en entrevista con EL FINANCIERO que, lo que hace falta en México, es la difusión del flamenco, pues, dice, hay mucho público interesado en este arte.
Sandra Aguilar
13 febrero 2014 17:40 Última actualización 13 febrero 2014 17:42
Leticia Cosío ganó el Premio "Revelación como la Mejor Bailaroa Flamenca en 2003". (Archivo)

Leticia Cosío ganó el Premio "Revelación como la Mejor Bailaroa Flamenca en 2003". (Archivo)

El sentimiento, la improvisación y el profesionalismo, van llevando a Leticia Cosío por diversos momentos de su vida, esos que a lo largo de 10 años ha experimentado con su compañía ¡Viva Flamenco!, y que ahora los expresará en ese "tablao" en el que se convertirá, a partir de hoy, el Teatro de la Danza del Centro Cultural del Bosque.

Con el programa “Compases a mi aire”, la maestra Cosío proyectará esos instantes en los que ha gozado de la vida, pero también aquellos por los que ha sufrido, como lo fue la pérdida de un ser querido, y la cual superó gracias al flamenco.

"Y qué mejor que el flamenco –dice-, esos cantes desgarradores para proyectar un momento en especial, aunque sólo sean pinceladas. Yo no soy dramaturga, y tampoco es teatro lo que realizamos, creo que son sensaciones con las que estoy liberando ciertos momentos de esta década, y esperamos que la gente se identifique".

Como todas las artes en México, el flamenco también está pasando por momentos muy difíciles, porque "no se le da importancia a la cultura, prefieren llenarse de la porquería que encuentran en el internet y en la televisión, dejando a un lado espectáculos de primer nivel creado por seres humanos. Estamos tratando de mostrar un trabajo que puede causar diferentes emociones y no tiene necesariamente que ser bonito”, dice.

La bailarina asegura que “el flamenco no es bonito, porque en el escenario te compones y te descompones; es visceral, es sacar de las entrañas lo que quieras decir de la vida. Si no es por figuras como el ‘bailaor’ Joaquín Cortés o cantantes como los Gypsy Kings, no tendría la aceptación necesaria como para crear espectáculos como ‘Compases a mi aire’”.

Y refiere: "tenemos mucha afición, cada vez más gente está tomando clases, hay público, pero lo que hace falta es difusión".

Desafortunadamente, al gobierno no le interesa la cultura, además de que los empresarios sólo contratan a españoles que ejecutan el flamenco, cosa que a nosotros los mexicanos nos pone en desventaja. Son cosas que pasan a pesar de que el arte es universal, porque está catalogado ya como patrimonio intangible de la humanidad por la Unesco".

La pasión es la que mantiene a Leticia Cosío dedicada al flamenco, a pesar de todos los obstáculos que ha tenido que sortear a lo largo de esta década, con el que le presentará al público "un espectáculo de mucho colorido y fuerza, expresando todo nuestro ser", finalizó.

Así pues, y para festejar los primeros 10 años de la compañía ¡Viva Flamenco!, se ofrecerán cinco funciones en el Teatro de la Danza, hoy a las 20:00 horas; el sábado 8 de febrero, 13:00 y 19:00 horas, y el domingo a las 13:00 y 18:00 horas.