AFTEROFFICE
deportes

El secreto ganador de San Antonio está en la banca: el coach Gregg Popovich

Giovanni Franco
02 junio 2014 23:52 Última actualización 03 junio 2014 5:0
Sin duda, una gran trayectoria del estratega de ascendencia serbia, quien pinta para el Salón de la Fama de la NBA. (Reuters)

Sin duda, una gran trayectoria del estratega de ascendencia serbia, quien pinta para el Salón de la Fama de la NBA. (Reuters)

Gregg Popovich es uno de los mejores entrenadores del basquetbol profesional. Con 18 temporadas al frente de los Spurs de San Antonio está muy cerca de darle a esta franquicia su quinto campeonato de la NBA.

Popovich aterrizó en la ciudad texana en 1988 como asistente. Para 1996 fue nombrado entrenador en jefe, tras la destitución de Bob Hill. El equipo era competitivo, pero no protagonista, mucho menos ganador. La química funcionó rápido y los triunfos llegaron en cascada.

Actualmente, es el entrenador que lleva más tiempo al frente de un equipo del deporte profesional estadounidense; Mike Scioscia (Angelinos de Anaheim) y Bill Bellichick (Patriotas de Nueva Inglaterra) se mantienen en sus puestos desde el 2000.

Pero no todo fue fácil para Popovich en sus inicios. En 1997 terminó con marca de 17-47, la peor en la historia de la franquicia y de los estrategas debutantes, pero esto le permitió reclutar en la primera selección del Draft, nada menos que a Tim Duncan, proveniente de Wake Forest. En la primera década del siglo XXI se agregaron Emmanuel Ginóbili y Tony Parker para formar un tridente que marcaría el futuro de San Antonio.

El couch aguantó la presión y alcanzó el éxito, lo que no lograron otros entrenadores novatos cuando fueron promovidos, como Tim Floyd en 1998, después de reemplazar a Phil Jackson con los Bulls de Chicago, con una marca de 13-37, y Ron Rothstein que en 1989 tuvo un récord de 15-67 con el Heat de Miami.

Con Duncan, Parker y Ginóbili, San Antonio consiguió tres campeonatos: 2003, 2005 y 2007. Eso mismo hicieron Michael Jordan, Scottie Pippen y Dennis Rodman, quienes lo lograron de 1996 a 1998 con los Bulls de Chicago.

Tim Duncan es el único jugador de la franquicia de los Spurs que ha estado presente en todos los títulos, al igual que Gregg Popovich, por lo que de ganar otro campeonato, igualaría a leyendas como Kobe Bryant, Magic Johnson y Dennis Rodman, y superaría a otro referente de la liga, Shaquille O’Neal.

San Antonio nunca había disputado dos finales seguidas hasta ahora, por lo que buscará su revancha en pos del trofeo Larry O’Brien, mismo que le fue arrebatado la temporada pasada por Miami.

Popovich es el cuarto entrenador más ganador en la historia de la NBA, ya que ha conseguido cuatro anillos de campeón, sólo superado por Phil Jackson con 11 (6 con Chicago y 5 con Los Ángeles); Red Auerbach con 9 (Boston); John Kunda (Los Ángeles) y Pat Riley (4 con Los Ángeles, 1 con Miami).

Cuatro títulos de la NBA, cinco de la Conferencia Oeste, tres veces nombrado el mejor entrenador del año. Sin duda, una gran trayectoria del estratega de ascendencia serbia, quien pinta para el Salón de la Fama de la NBA, una vez que decida retirarse.