AFTEROFFICE
buena vida

El secreto: comer como mexicanos

El "Proyecto Pozol: Más sanos comiendo como mexicanos", que busca regresar al consumo de esta bebida ancestral altamente nutritiva, preparada a base de cacao y maíz, es un concepto del chef Jamie Oliver, quien afirma que resolvería "el gran problema de obesidad y diabetes" que padece México.
Rosario Reyes
04 mayo 2015 20:54 Última actualización 05 mayo 2015 5:0
El chef Oliver es promotor de un movimiento a nivel mundial para regresar a una alimentación saludable, a través de la educación infantil. (Cortesía)

El chef Oliver es promotor de un movimiento a nivel mundial para regresar a una alimentación saludable, a través de la educación infantil. (Cortesía)

México no necesita mirar hacia ningún otro lado para resolver el gran problema de obesidad y diabetes que padece, la solución está aquí mismo y es la comida tradicional”, afirmó el chef Jamie Oliver durante la presentación del Proyecto Pozol: Más sanos comiendo como mexicanos, que busca regresar al consumo de esta bebida ancestral altamente nutritiva, preparada a base de cacao y maíz.

Promotor de un movimiento a nivel mundial para regresar a una alimentación saludable, a través de la educación infantil, principalmente en Inglaterra, el chef Oliver estuvo en San Juan Chamula, Chiapas, el pasado 27 de abril, donde, junto a organizaciones sociales y universidades de la localidad, se lanzó esta campaña.

Según un análisis reciente del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, el pozol blanco contiene un 5% de proteínas, es una importante fuente de fibra comestible y a pesar de que tiene un 33% de hidratos de carbono, éstos son compuestos complejos, que a diferencia del contenido de azúcar de los refrescos, no provocan la misma elevación violenta del nivel de glucosa en la sangre.

También tiene un alto contenido de calcio y es un alimento probiótico, debido a las bacterias no patógenas que contiene, las cuales ayudan a la adecuada composición de la flora intestinal, mejorando la absorción de nutrientes. Puede ser consumido por todos, incluidos niños mayores de 6 meses, mujeres embarazadas y diabéticos. Es originario de Tabasco y Chiapas.