AFTEROFFICE
deportes

El Rostov y su complicada travesía en la Champions

El Rostov, de la Premier League de Rusia, debutará en la fase de grupos de la Champions League con una plantilla modesta y deberá viajar más de 50 horas para enfrentar sus compromisos.
Alain Arenas
12 septiembre 2016 22:13 Última actualización 13 septiembre 2016 5:0
En sus partidos como local, el desgaste del viaje de sus rivales podría jugar a su favor. (Alejandro Gómez)

En sus partidos como local, el desgaste del viaje de sus rivales podría jugar a su favor. (Alejandro Gómez)

El subcampeonato que consiguió el Rostov en la Premier League de Rusia la temporada pasada y con el que accedió a la ronda de clasificación para la Champions League, fue calificado como un milagro por la prensa de su país, debido a que el equipo vive una crisis financiera y cuenta con una plantilla que no supera los 45 millones de euros, de acuerdo con cifras publicadas por el portal Transfermarkt.

El club, que hoy hará su debut en fase de grupos del certamen continental en casa del Bayern Munich, se ha caracterizado por ser un equipo inestable en sus 86 años de historia. Fue fundado en 1930 y desde entonces ha cambiado seis veces de nombre (Selmashtroy, Selmash, Traktor, Torpedo, Rostselmash y Rostov), acumula tres descensos (1975, 1993 y 2007) y en sus vitrinas sólo tiene dos trofeos (Copa y Supercopa de Rusia en 2014).

Sus problemas no se limitan únicamente al ámbito deportivo, ya que también los tiene en la económía. El gobierno de la ciudad es propietaria del equipo desde su último ascenso a la Primera División, pero no le inyecta el capital suficiente, por lo que la escuadra ha padecido carencias desde entonces. Incluso en 2014, la UEFA amenazó al club con prohibirle su participación en la Europa League si no liquidaba la deuda con sus jugadores. Al final la directiva accedió y pudieron disputar el torneo.

Pero las deudas no cesaron a pesar de que consiguieron el inédito segundo lugar en la liga el año pasado. La agencia rusa de noticias Tass publicó en julio pasado que los jugadores del plantel no habían cobrado el premio por conseguir el subcampeonato y que mantenían adeudos con su salario desde febrero. El club no pagó a tiempo y Kurban Berdyev, el entonces director técnico, renunció al cargo a principios de agosto.

ROSTOV
Fundación: 10 de mayo de 1930
Mote: Selmashi
Estadio: Olimp-2 (15 mil 840 espectadores)
Dueño: Gobierno regional
Presidente: Viktor Goncharov
director técnico: Ivan Daniliants
Valor aproximado de la plantilla: 43.7 MDE
Jugador más caro: Sardar Azmoun (delantero, Irán)
Títulos de Liga: 0
Supercopa: 1 (2014)
Campeonatos de Copa: 1 (2014)
Lugar actual en la Liga:
Quinto (10 puntos)

Para encarar la presente edición de la Champions y la temporada 2016-17 de la Premier League rusa gastó menos de cinco millones de euros en fichajes. Sumaron a ocho futbolistas para reforzar la plantilla, de los cuales seis llegaron sin ningún costo. Las excepciones fueron el zaguero esloveno Miha Mevlja y el delantero iraní Sardar Azmoun, quienes fueron comprados por 700 mil y 2.3 millones de euros al Dinamo de Bucarest (Rumania) y al Rubin Kazán (Rusia), respectivamente.

La contratación de Azmoun es una muestra de la forma de fichar del Rostov. La directiva adquiere futbolistas de los equipos más poderosos de Rusia y de otros países a bajo costo o gratis. Ejemplos sobran: el defensor español César Navas llegó como jugador libre el año pasado, luego de que se desvinculó del Rubin Kazán; el ecuatoriano Christian Noboa arribó del PAOK (Grecia) por 1.5 millones de euros, también en 2015; y el capitán Alexandru Gatcan vino del Rubin Kazán en la campaña 2008-09 por 400 mil euros.

El Rostov, ubicado en el Grupo D, enfrentará, además de los bávaros, al PSV Eindhoven y al Atlético de Madrid. Para visitar a estos tres conjuntos tendrá que viajar, contando vuelos redondos, 12:40 horas a Múnich; 16:50 a Madrid y 20:30 a Eindhoven. El cuadro ruso pasará más de dos días (50 horas) en vuelos de avión para cubrir sus compromisos de la primera ronda y sumaría horas en el aire en caso de una hipotética clasificación a octavos de final.