AFTEROFFICE
buena vida

El restaurante Litoral está de aniversario

Ubicado en la calle de Tamaulipas, este lugar ofrece cocina con tintes mexicanos, franceses y mediterráneos. Litoral es un icono de la restauración culinaria en la colonia Condesa, que celebrará sus 15 años durante este año. 
Ma. del Refugio Melchor S.
19 febrero 2015 22:49 Última actualización 20 febrero 2015 5:0
"A lo largo 2015 tendremos diferentes eventos y actividades con personalidades del ámbito gastronómico y cultural", destaca el chef Azari Cuenca, director de Grupo Litoral. (Cortesía)

"A lo largo de 2015 tendremos diferentes eventos con personalidades del ámbito gastronómico y cultural", destaca el chef Azari Cuenca, director de Grupo Litoral. (Cortesía)

Una fiesta de 15 años siempre es especial, pero cuando se trata de un restaurante el festejo debe ser proporcional a su fama. Tal es el caso de Litoral, ícono de la restauración culinaria en la colonia Condesa, que celebrará su decimoquinto aniversario durante este año.

“A lo largo de todo 2015 tendremos diferentes eventos y actividades con personalidades tanto del ambiente gastronómico como del ámbito cultural, amigos todos que junto con nosotros han construido la memoria, la historia y el éxito de Litoral”, destaca el chef Azari Cuenca, director de Grupo Litoral.

Ubicado en la calle de Tamaulipas, este lugar ofrece cocina con tintes mexicanos, franceses y mediterráneos, en un ambiente informal, relajado, en el que los clientes pueden disfrutar de una comida con buen sazón y el sabor de antaño, de las abuelas, según afirma su propietario.

“Hay una palabra muy bonita que siempre me gusta decirla: constancia, la cual hace que logres metas. Cuando llegó Litoral a la escena gastronómica había una necesidad donde la gente quería entender un paladar; pero también es un tema de evolución, entender lo que quiere el cliente dentro de la sencillez”, afirma Cuenca.

Con un costo promedio de 350 pesos por persona, en Litoral se puede degustar un menú festivo que se estrenó el 14 de febrero y se mantendrá por una breve temporada. Ensalada de rosas con crema de queso de oveja, elaborada con pétalos de rosas, corte de atún y betabeles al carbón, filete de res con hongos y setas son algunas de sus propuestas.

En la preparación de estos platillos, el chef Cuenca prefiere utilizar productos naturales, que cosecha en su propio huerto que se llama Roma, que lo hace tanto por la calidad de los ingredientes como por aspectos económicos.

“Era algo natural el tema de poder acortar el campo a la ciudad, acortar las cadenas para que un restaurante se vuelva sustentable y se abaraten costos. Las modas se van, regresan, ahora lo que se quiere es que el sabor natural corresponda a cada fruta, a cada verdura”, señala.

Refiere que el platillo de mayor éxito es el huauzontle en salsa de dos chiles y que es adorado por los extranjeros. “Culturalmente, gastronómicamente hablando no podemos decir no a nuestro país. Es un tema de raíces que nos falta explotar”, destaca Cuenca.

De ahí su empeño por apoyar a los pequeños productores del campo. “Una señora de un pueblo me entrega dos veces a la semana las tortillas aplaudidas, de masa azul y amarilla, pero igual nos traen habas, chapulines. Esa relación campo-ciudad-personas es lo que está pasando en las cocinas y es muy bueno”, concluye.