AFTEROFFICE
culturas

'El profeta', una cinta "poco convencional", Salma Hayek

La actriz mexicana Salma Hayek considera que la trama de su nueva producción es sencilla. "El profeta", de Gibran Kahlil Gibran, son reflexiones sobre el amor, la libertad, la muerte y el matrimonio se intercalan con la narrativa del filme.
Myrna I.Martínez
17 enero 2016 21:46 Última actualización 18 enero 2016 13:55
Tras el fracaso de su película en Estados Unidos, Hayek espera que en México tenga mejor acogida. (AP)

Tras el fracaso de su película en Estados Unidos, Hayek espera que en México tenga mejor acogida. (AP)

La historia de un poeta libre de mente, pero juzgado y encarcelado por sus escritos es algo que podría estar sucediendo en este momento en cualquier parte del mundo, reconoce Salma Hayek, coproductora de la cinta de animación El profeta, que estrena esta semana en México.

Tan veraz es el filme basado en el libro del escritor de origen libanés Gibran Kahlil Gibran, publicado en 1923, que hoy el poeta palestino Ashraf Fayadh sufre una sentencia a muerte por su poesía.

“La película no tiene un país, pero se siente la influencia de Medio Oriente; tampoco tiene una época específica porque lo que tratamos de decir es que no hemos cambiado, que puede estar pasando ahorita en un país pequeño de Medio Oriente o pudo haber pasado hace 50 o 100 años”, explica la actriz de ascendencia libanesa.

“El tema principal de la película es la libertad, no nada más de expresión, sino de pensamiento; por eso, conscientemente tratamos de hacer una cinta que al espectador le dé la libertad de pensar y de sentir mientras la ve”, comenta.

Hayek considera que la trama es sencilla. Trata sobre una madre viuda y su hija y cómo la percepción de la vida de ambas cambia al conocer a Mustafá, un poeta que vive durante siete años encarcelado en una casa a las afueras del pueblo. Las reflexiones de Gibran Kahlil Gibran sobre el amor, la libertad, la muerte y el matrimonio se intercalan con la narrativa del filme.

La forma de contar la historia es “poco convencional” para una película infantil, opina la productora. El contenido, dice, es una medicina, un acercamiento a la esencia del ser humano, por eso recomienda verla “con el corazón y con el alma, no con la cabeza”.

“Las películas de niños están todas resueltas, los manipulan a pensar de una manera específica, a sentir en determinados momentos; ésta no está diseñada así”, explica Hayek, quien hace la voz de la mamá de Almitra en la versión en inglés. “Te obliga a tener una relación personal con el momento, así cada persona se lleva algo distinto”.

Realizada por Roger Allers (El rey león) y nueve directores más, El profeta tomó seis años de creación. Fue dirigida por 10 realizadores, todos coordinados por Allers. Ninguno de ellos cobró por su trabajo.

A pesar de haber contado con las voces en inglés de Liam Neeson, Alfred Molina y la misma Hayek, el estreno en Estados Unidos (agosto de 2015) fue un fracaso: solamente recaudó en taquilla 335 mil dólares. Hayek espera que la versión en español sea bien recibida en México -con las voces de Sandra Echeverría y Loreto Peralta-, por ser un país “más espiritual”.

“No fue el éxito que yo hubiera querido, yo quería que la viera muchísima gente; sin embargo, nunca me eché para atrás. Creo en esta película, la hice con un propósito y es lo que me tiene que importar”.