AFTEROFFICE
culturas

El 'pospunk' de Haskins en México

Como bajista, David J. Haskins lo sabe bien. La suya es una sombra luminosa. Sus líneas de bajo han surcado épocas desde las últimas vanguardias del siglo pasado. El músico británico se presenta mañana a las 21:00 horas en el Lunario.
María Eugenia Sevilla
20 enero 2016 21:43 Última actualización 21 enero 2016 5:0
Su música la ha combinado con la plástica, la dramaturgia y, sí, la magia ritual. (Cortesía)

Su música la ha combinado con la plástica, la dramaturgia y, sí, la magia ritual. (Cortesía)

He aquí a un artista de las sombras. Como bajista, David J. Haskins lo sabe bien. La suya es una sombra luminosa, sin embargo. Sus líneas de bajo han surcado épocas desde las últimas vanguardias del siglo pasado; han sido el soporte de los clásicos de Bauhaus, vampirescos precursores del rock gótico, y de la neopsicodelia pop de Love and Rockets. Un quehacer que ha combinado con la plástica, la dramaturgia y, sí, la magia ritual.

___Hay quien afirma que su generación, la del pospunk, fue la última en innovar, mientras que a partir de los 90 la música comenzó mirar más hacia el pasado que hacia el futuro…
___Concuerdo. Cada género y movimiento hasta cierto grado abreva del pasado, pero la cuestión está en recontextualizar esas influencias y agregar algo nuevo. Es cierto que esa habilidad ha estado un tanto ausente en la música posterior a los 80, aunque también ha habido algunas grandes creaciones.

___Nunca antes se ha revisado el pasado inmediato tanto como en el siglo 21, lo que ha derivado en una “retromanía” en la composición musical que inquieta a algunos críticos. ¿Hay de qué preocuparse?
___Creo que la innovación está un tanto sobrevalorada. Es emocionante cuando sucede, pero me parece que hay música muy buena que puede hacerse dentro de las formas establecidas. ¿A alguien la gusta el jazz?

___ ¿Cómo está afectando a la creación la mayor accesibilidad a la música y a las plataformas de producción digitales?
___Es una lástima que esté generando una tendencia a soslayar la calidad del audio y la concepción discos con una secuencia cuidada de temas, pero hay que decir que aún hay muy buenos discos y el retorno del vinil me complace infinitamente.

___¿Qué tuvo la década de los 80 que la ha vuelto in de nuevo?
___Fueron unos años muy vibrantes. Una energía muy alta con mucho ingenio y estilo. ¡Eso es muy sexy!

___Fue hasta la aparición de Bauhaus que la escena del rock desarrolló un movimiento oscuro, una estética de la melancolía. ¿Por qué cree que esa sensibilidad se desarrolló en ese momento? ¿Fue la resaca natural a la rabia del punk?
___Toda la música refleja el zeitgeist, el espíritu de su tiempo; aquella época fue un tanto austera y melancólica, y hay un cierto romanticismo asociado a eso. También había un anhelo de trascender que estaba en el centro de lo que hacía Bauhaus.

___ ¿Diría que la neopsicodelia pop de Love and Rockets fue una reacción al espíritu oscuro de Bauhaus? ¿Cómo pasaron del dark a hacer un cover de soul de The Temptations?
___ Fue una evolución y, en buena medida, la realización de ese deseo de trascendencia. La experiencia psicodélica es algo que puede facilitarla. Cuando formamos la banda queríamos una canción que pudiéramos tocar sólo para echar a rodar la bola. Hacer Ball of Confusion fue idea de Kevin, mi hermano -y baterista de la banda y de Bauhaus- , y a todos nos prendió de inmediato.

___En 2014 usted publicó Who killed Mister Moonlight? Bauhaus, Black Magick and Benediction. ¿Qué lo llevó a escribir estas memorias?
___Tenía que escribirlas. ¡Estar en Bauhaus fue un viaje! Yo sabía que después del tour de 2006 se había terminado y que el momento era adecuado. Escribirlo fue catártico.

___ ¿La gente de la que habla estuvo de acuerdo? ¿No hay reproches?
___Bueno, tenía que contar la verdad. Sólo digamos que no soy demasiado popular entre mis excompañeros de banda... Me encantaría publicarlo en español y ya hay algunas pláticas en ese sentido.

___ Las historias de su libro se conectan con la magia. ¿Aún la practica?
___Ya no hago magia ritual porque puede resultar algo salvaje y pesado. El tipo de magia que ahora procuro es algo de cada momento: estar atento a las vibraciones y al a intuición y entonar la frecuencia para permitir que fluya la inspiración.

___Hablando de conexiones, en un capítulo de su libro usted describe la grabación, con Bauhaus, del tema Departure, a la que poco después siguió la invitación de Tony Scott, a instancias de Bowie, para que la banda apareciera en la cinta The Hunger. La letra de Departure parece adelantarse a lo que muestran el video y la canción de Lazarus, de Bowie: la cama, la puerta de madera que
se abre al llamado de la muerte…

___¡No se me había ocurrido! Es increíble que Bowie haya tornado su muerte en una obra de arte. La noche en que murió escribí una canción, The Day That David Bowie Died. Y pude grabarla al día siguiente, en los estudios Revolver en Portland, con una gran banda, Federale, y algunos amigos más. Salió bastante linda, debo decir. Ya se puede descargar de forma exclusiva en mi página de Patreon, de fondeo colectivo.

___¿Piensa montar alguna obra de su autoría próximamente?
___Quiero revisar dos obras mías: The Chanteuse and The Devil’s Muse, sobre el asesinato de la Dalia Negra, que se montará el año que entra en Austin, y Silver For Gold (The Odyssey of Edie Sedgwick) que retitularé como Privileged; con ésta estoy apuntando a Broadway para el 2018. Se vale soñar, ¿no?

___¿Piensa volver a trabajar con Daniel Ash y su hermano Kevin como lo hizo en Bauhaus y L&R?
___Es muy poco probable que lo haga, y en lo tocante a Bauhaus, bueno, lo he contado en el libro.

___ ¿Qué veremos en esta visita a México?
___Vengo con The Gentleman Thieves, una banda de rock n’ roll, y tocaremos música de Love and Rockets, Bauhaus y de mi proyecto personal.

___¿Qué está leyendo ahora y qué hay en su playlist?
___Me acompaña durante mis vuelos el libro Cómo trabaja la música, de David Byrne. Es fascinante. En mi Viejo iPod: The Acid, Anabel Leigh, Barton Carroll, Feqadu Amde-Mesquel, Mustapha Baqbou, Willis Earl Beal, The Libertines, Tame Impala, Johnny Hartman and John Coltrane, Billie Holiday, Julia Holter y, por supuesto, Bowie. ¡Soy un ecléctico, como siempre!

___¿Y en qué está trabajando?
___Planeo un nuevo libro. Who Killed Mr. Moonlight? está ya en una segunda edición. El siguiente tiene que ver con Love and Rockets, pero no la historia completa como sucedió en el tomo de Bauhaus. También tengo varias colaboraciones, entre ellas un álbum conceptual con The Theatre Bizarre Orchestra, una impresionante banda de jazz de 11 integrantes, de Detroit. El álbum evoca una atmósfera a medio camino entre The Carnival of The Damned y Something Wicked This Way Comes. ¡Están advertidos!