AFTEROFFICE
culturas

El pop español que le canta a un porvenir luminoso

Marlango, la banda española fundada por la cantante Leonor Watling y el pianista Alejandro Pelayo en 1998, presenta su más reciente disco y éxitos anteriores hoy en el Lunario, a las 21:00 horas.
Rosario Reyes
23 octubre 2016 23:28 Última actualización 24 octubre 2016 5:0
Con un denominador pop, sus influencias van del rock al jazz, de la música de cabaret de entreguerras al cine de David Lynch. (Cortesía)

Con un denominador pop, sus influencias van del rock al jazz, de la música de cabaret de entreguerras al cine de David Lynch. (Cortesía)

La música de Kurt Weill y la ironía de Tom Waits están en la entraña de Marlango, la banda española fundada por la cantante Leonor Watling y el pianista Alejandro Pelayo en 1998.

Con un denominador pop, sus influencias van del rock al jazz, de la música de cabaret de entreguerras al cine de David Lynch. Recientemente presentaron su segundo disco en español, El porvenir, precedido de Un día extraordinario, que salió en 2012, tras cuatro entregas en inglés.

Por sugerencia de Fito Páez -con quien colaboraron en el álbum No sé si es Baires o Madrid- decidieron componer en español, en tiempos de la gran crisis de su país, así que aquella primera entrega fue además una declaración de principios, cuenta Leonor Watling.

“Todos los días abríamos el periódico y era el fin del mundo, parecía que la vida fuera a parar. Entonces quisimos dar una resignificación a las cosas pequeñas y el esfuerzo individual por hacer del día lo que tú quieras que sea”, comenta.

A cuatro años de distancia, España ha cambiado. “Antes había una sensación de que iba a terminar, que era una mala pesadilla y todo iba a volver a ser como a principios del siglo. Hoy nos hemos dado cuenta de que no, las cosas han mejorado, pero ya no valen las reglas de antes; estamos en un momento más realista, pero no deprimidos”, dice.

Como hace referencia su nuevo disco, Watling ve el porvenir más luminoso. “Quizá porque tengo la suerte de dedicarme a dos profesiones que me encantan (también es actriz). Alejandro y yo compartimos la sensación de que mientras seamos felices ahora, lo que venga estará bien”.