El poder de los Venados
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El poder de los Venados

COMPARTIR

···
After Office

El poder de los Venados

El Venados de Mazatlán basa su buen momento en la Liga mexicana del Pacífico en sus pitchers titulares, encabezados por Mitch Lively; ante el Yaquis buscará el liderato del circuito.

Alain Arenas
27/12/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las nueve victorias y dos derrotas que suma Mitch Lively son muestra del buen momento que vive la rotación abridora del Venados de Mazatlán. Junto con Roy Merritt (4-2), Dustin Crenshaw (3-1) y Óscar Verdugo (3-2) registran más triunfos que descalabros en lo que va de la campaña, y los cuatro tienen promedio de carreras limpias permitidas por debajo de 4.70. Sólo Alejandro Soto tiene marca negativa (3-4), pero cuenta con el segundo promedio de carreras limpias más bajo del equipo (2.89).

“Cuando la rotación tuvo problemas, el bullpen y el bateo ayudaron para mantener al equipo en los partidos. La clave radica en que los lanzadores han tenido buen rendimiento en comparación a otras campañas. El ejemplo es Merritt. Comenzó la presente temporada en el Cañeros, en el que tuvo promedio de carreras limpias de 6.17. Pero desde que lo firmamos a la mitad de la campaña mejoró su promedio a 4.00”, explica Jesús Valdez, gerente deportivo del equipo.

Ninguno de los cinco abridores lanzó la campaña pasada con la novena. José Antonio Toledo –presidente de la franquicia– señala que Merritt, Soto y Verdugo llegaron gracias a las buenas negociaciones que sostuvo Valdez con los peloteros y al buen seguimiento que les hizo en los últimos dos años.

“Con Lively fue una situación especial. Coincidimos con él en la Serie del Caribe del año pasado en Culiacán. Jugaba en el Navegantes de Magallanes de Venezuela y nos confesó que le gustaría jugar con el Mazatlán porque su esposa estaba próxima a dar a luz y no quería arriesgarla a la problemática de escasez de medicamentos que hay en ese país. Le hicimos una propuesta económica y lo firmamos. Esta temporada es de los mejores pitchers de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP)”, señala Toledo.

Valdez recuerda que el mismo Lively fue quien recomendó a Crenshaw. Dijo que era un buen pitcher y un mejor compañero de equipo. “Tenía razón. Creó un ambiente inmejorable en los vestidores. Son pequeños detalles que forman a un equipo contendiente”.

El Venados fue fundado en 1945 por el empresario Teodoro Mariscal, quien también fue uno de los creadores de la Liga de la Costa del Pacífico, el certamen antecesor de la LMP.

La novena mazatleca hizo su debut en la Liga de la Costa del Pacífico ese mismo invierno del 45, en la que se coronó por primera ocasión en su historia. De hecho, fue el equipo más ganador del circuito (cinco títulos), hasta que en 1958 se salió debido a que el torneo cambió de nombre a Liga Invernal Sonora, en la que sólo podían participar equipos de ese estado.

El Mazatlán tuvo dos temporadas de inactividad hasta que en 1960 se fundó la Liga del Noroeste, en la que participó hasta 1965, año en el que desapareció. Tuvo un segundo periodo de inactividad que se frenó con la creación de la LMP en el invierno del 70. A partir de ese año ha jugado todas las temporadas.

Fue el primer equipo sinaloense en coronarse en el certamen y en 1982 fue adquirido por la cervecería Modelo, con la que ganó seis diplomas más. En el verano de 2005 fue adquirido por la familia Toledo. Actualmente tiene nueve títulos y es la tercera franquicia más ganadora de la LMP.

“A la antigua administración sólo le importaba llenar el estadio y que el público consumiera su producto. Con nosotros es diferente. Nos preocupamos por tener una novena competitiva y un estadio de primer nivel. Por lo anterior anunciamos la remodelación del inmueble, con la que tendremos la oportunidad de ser sede de eventos de primer nivel. Nuestro primer objetivo es la Serie del Caribe 2021. Será el principio de una buena época para el Venados”, asegura Toledo.

,