AFTEROFFICE

El mundo maya, un viaje por la historia

13 febrero 2014 5:1 Última actualización 31 diciembre 2012 6:8

[Cuartoscuro] Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán es la zona en donde se desarrolló la cultura maya.  


 
Durante 2012 el mundo maya dio mucho de qué hablar y es que, miles de teorías sobre el fin del mundo y el cambio de era pusieron en la mira del mundo estados como: Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.
 
Cada una de estas ciudades tiene su encanto y si se desea conocer más a fondo de esta cultura, no tiene más que emprender el viaje y descubrir en cada uno de ellos los vestigios de esta antigua civilización. Aquí te decimos todo lo que no te debes perder:
 
Campeche
 
El estado de Campeche es una de las 3 entidades que conforman la península de Yucatán y en donde por más de un milenio se desarrolló la cultura maya. Esta zona conocida como el Mayab cuenta hoy con diversas zonas arqueológicas además de que sus ciudades están llenas de vestigios coloniales.
 
El recorrido se debe iniciar en la capital, San Francisco de Campeche, declarada Patrimonio de la Humanidad. En tiempos del Virreinato la ciudad fue el puerto más importante de la península yucateca, ya que aquí se concentró la exportación de raíces y maderas, especialmente el palo de tinte o de Campeche.

La prosperidad de la capital hizo que se convirtiera en el blanco de los ataques de los piratas ingleses, franceses y holandeses, por lo que después de una terrible incursión ocurrida en 1663 se rehicieron las murallas alrededor de la ciudad, reforzándolas con ocho baluartes, uno de sus puntos turísticos más importantes, pero además la ciudad está llena de calles coloniales, mansiones eclécticas y elegantes parques que constituyen una urbe digna de transitar.

Calakmul, Edzná, Hochob, Becán y Chicanná son las principales zonas arqueológicos mayas que se pueden encontrar en el estado
El primero de ellos, Calakmul, presenta Naturaleza y arqueología unidas. Aquí los vestigios mayas se conjugan con la selva. Este espacio declarado Reserva de la Biosfera, es el segundo pulmón natural más grande del continente y la reserva ecológica tropical mayor de México con una extensión de 723,185 hectáreas.

Edzá es la segunda zona que no te debes de perder, ésta se encuentra muy cerca de la capital y se dice que ocupó una extensión de más de 25 km2. En esta zona arqueológica podemos ver cómo alrededor de una gran plaza se disemina la Gran Acrópolis y una interesante rede de canales de riego. El Equinoccio de primavera es una de sus principales fiestas, aunque también le ofrece a sus visitantes durante las noches de jueves a domingo un espectáculo multimedia de luz y sonido.

Hochob, es una zona arqueológica en la que se muestra el estilo Puuc y el Chenes y en sus edificios podemos observar bocas abiertas de serpientes en alusión al mosntruo de la Tierra y grandes y pequeños bloques de piedra perfectamente acomodados que forman emotivas máscaras del dios Itzamná, cuyas amenazantes fauces abiertas anuncian la entrada de los edificios que seguramente albergaron templos, cámaras y aposentos sacerdotales.
 
Becán, es clasificado por algunos investigadores como la capital regional de una de las áreas arquitectónicas más importantes del estado de Campeche comprendida en la región Río Bec. Esta zona arqueológica se destaca por el foso seco que rodea edificios más majestuosos del sitio,  Chicanná o "La casa de la boca de la serpiente" en lengua maya, posiblemente aludiendo al enorme mascarón de la fachada central de la Estructura II. Por su ubicación debió participar de la ruta comercial que atravesaba la península desde el golfo de México hasta la costa sur y se distingue por la elegancia y riqueza decorativa de sus edificios, sin lugar a dudas un sitio que no te debes perder.


Chiapas

El estado de Chiapas, frontera con Guatemala y el Océano Pacífico, es uno de los grandes centros mayas, rodeado de naturaleza, cultura y por supuesto turismo que acude al lugar en busca de los pueblos mayas que aun habitan el estado.
 
Las ciudades coloniales de San Cristóbal, Comitán o Chiapa de Corzo compiten en belleza con el esplendor de los yacimientos mayas de Izapa, Palenque, Bonampak, Yaxchilán o Toniná.
 
La mezcla de ambas culturas, la virreinal y la prehispánica produjeron quizá la mejor expresión de toda la República Mexicana en comunidades como San Juan Chamula, donde el sincretismo religioso se transforma en un laberinto de cera, humo y luz que contiene los paradigmas más profundos del encuentro de dos mundos.

Probablemente sea la diversidad étnica de Chiapas, el activo más importante del estado, poblaciones indígenas con ricas constumbres y tradiciones conservadas a través de sus habitantes, testimonio vivo de los mayas contemporáneos. Hay grupos tzeltal, tzotzil, chol, zoque, tojolabal y lacandón.
 
El recorrido por el estado lleva varios días, ya que no podemos dejar de lado todas las bellezas naturales con las que se cuenta, pero para conocer a los mayas, podemos empezar hablando de algunas de las zonas arqueológicas que no debes dejar de visitar.


Palenque, su verdadero nombre es ‘Lakamha’, que significa “El lugar de las grandes aguas,” es patrimonio de la humanidad desde 1987 este sitio maya fue junto con Tikal y Calakmul una de las ciudades más poderosas del Clásico Maya, sede de una de las dinastías más notables a la que pertenece Pakal.
 
Muy bien conservada, la abundancia de restos arqueológicos, arquitectónicos, pictóricos, textos escritos, entre otros, han hecho de Palenque un lugar esencial para que los arqueólogos descifren las líneas de la escritura maya y sus relatos cosmológicos. También desde el punto de vista monumental es un hito de esta cultura, tanto por la calidad de su arquitectura como por la originalidad de sus construcciones.
 
Izapa también debe de estar en nuestra lista ya que este centro ceremonial, político y religioso fue el más importante de la costa del Pacifico durante casi mil años. Su importancia derivaba tanto de factores comerciales como por ser centro religioso de la región. Por un lado, su posición favorecía las migraciones y el tráfico de jade, cacao y obsidiana. Pero sus restos no cobijan estructuras espectaculares ni pinturas famosas, como otros yacimientos ya que perdió mucha importancia durante el periodo Clásico de los mayas.
 
Otro de los grandes atractivos de Izapa es que aquí se pueden encontrar varias estelas que narran algunos de los mitos que se recogen en el Popol Vuh.
Bonampak cuyo significado en lengua maya es "Muros pintados" y sin duda alguna es un sitio que no debemos dejar de visitar al estar en chiapas ya que en esta zona arqueológica, las pinturas que se encuentran en el llamado Templo de los murales, sorprenden a todo aquel que las visitas debido a que se muestra, con un asombroso realismo, la historia de una batalla, sus secuelas y la celebración de la victoria.
 
Los murales de Bonampak fueron descubiertos en 1946 y están considerados como uno de los tesoros más impactantes del México antiguo.
 
El entorno del sitio es de espesa selva, la cual da refugio a una abundante fauna, que incluye monos araña y aullador, osos hormigueros, tapires, venados temazates, leoncillos y, en las profundidades de la selva, aún pulula el sagrado jaguar.
 
Quintana Roo
 
El estado de Quintana Roo se ha consolidado como el destino turístico más importante de México e incluso de Latinoamérica debido a su clima tropical y la calidad de sus playas como las de Cancún, Cozumel, Riviera Maya, Puerto Morelos, Isla Mujeres y Holbox.
 
En la actualidad, dentro del territorio de Quintana Roo sobreviven algunos grupos étnicos. Pequeñas comunidades campesinas habitadas por los descendientes de los antiguos mayas "cruzoob" de la Guerra de Castas que hoy en día conservan con celo sus costumbres, la lengua maya, asi como las tradiciones y formas de vida. Su territorio abarca los municipios de Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos.
 
Dentro de este estado se pueden visitar una infinidad de recintos arqueológicos mayas, entre los que destacan Chacchoben, Cobá, Dzibanché, El Rey, Ichkabal, Kohunlich, Muyil, Oxtankah, San Gervasio, El Meco, Tulum, Xel-Há y Xcaret.
 
Aquí te explicamos qué puedes encontrar en algunos uno de ellos:
 
Cobá, está situado a unos noventa kilómetros al este de Chichen Itzá y a unos cuarenta al noroeste de Tulum, tiene una extensión de poco más de 70 kilómetros cuadrados y una red de 45 caminos (o sacbés) que comunica a los diversos conjuntos del sitio, y con otras comunidades menores, que seguramente dependían de su dominio.
 
Esta ciudad fue una de las mayores metrópolis del mundo maya, hasta que su gran rival, Chichén Itzá, extendió su dominio. El asentamiento está conformado por más de 6,500 estructuras, pero el área excavada aún es muy pequeña. hoy por hoy el lugar se destaca por una pirámide conocida en el lugar como “La Iglesia”, a la que los lugareños consideraban un santuario, edificio de casi 25 metros de altura.

Xel- há Nuestro recorrido sigue y ahora toca el turno del siguiente parque ecoturistico de la zona, Xel- há , conocido como uno de los acuarios naturales más bellos del mundo.
 
Este lugar se caracteriza por una gran caleta en la que el agua de un río se une con el Mar Caribe, conformando el espacio idóneo para la convivencia de 70 especies marinas y de agua dulce.
 
Xcaret es otro sitio en el que además de aprender costumbres de la cultura Maya, la flora y fauna de la región se pueden realizar diferentes actividades acuáticas como el buceo, snorkeling, nado con delfines o con tiburones.
 
Este sitio es precursor de la conservación del entorno natural y se distingue por la preservación de especies en peligro de extinción cómo la tortuga marina, el manatí o el jaguar. Xcaret cuenta con playas de arena blanca, caletas, ríos subterráneos, cavernas, tortugario, la recreación de un pueblo maya y un cementerio mexicano. Además en este parque se encuentran los vestigios arqueológicos de la antigua ciudad maya de Polé, de dónde partían los mayas en peregrinación a Cozumel para adorar a Ixchel la diosa de la luna y la fertilidad.

Para terminar nuestro recorrido Quintana Roo tenemos que visitar la zona arqueológica de Tulum, este lugar que fue una ciudad amurallada importante centro de culto del llamado “dios descendente” se encuentra erigida en la cima de un acantilado de 12 metros con vista al Mar Caribe, y es una de las ciudades más exquisitas del antiguo mundo maya.

En la antigüedad, éste fue un observatorio astronómico y un centro de defensa, que recibe puntual los primeros rayos del sol cada mañana se estima también que fue un importante puerto comercial, alcanzando su esplendor en el 1400.

Yucatán
 
Esta tierra fusióna de manera perfecta del pasado y el presente, Yucatán es un estado lleno de historias y maravillas arqueológicas.
 
Mérida, la capital conocida como la Ciudad Blanca, fue fundada por Francisco de Montejo en 1542 sobre los vestigios de un asentamiento maya y actualmente es una ciudad que aúna el encanto colonial con el eclecticismo y la arquitectura más moderna. La riqueza de la ciudad a finales del siglo XIX y principios del XX, basada en la producción de henequén y sisal dio lugar a un conjunto importante de palacios y mansiones.
 
Yucatán cuenta con algunos de los conjuntos arqueológicos mayas más importantes, como Chichén Itzá, quizás el yacimiento maya más conocido en el mundo y la región o ruta Puuc, donde sobresale Uxmal.
 
Chichén Itzá fue la ciudad más importante de la cultura maya durante el periodo Clásico terminal y Postclásico temprano, aproximadamente entre el año 900 al 1300 de nuestra era. Fue, durante el Clásico temprano, la capital de una amplia región y cuando se erigieron edificios estilo Puuc.
Bastante bien conservada, los arqueólogos no se ponen de acuerdo sobre si fueron estos mayas quienes influyeron en Tula, la ciudad tolteca cercana a México D.F., con la que tiene tantas similitudes, o si los mitos sobre el exilio del rey tolteca Quetzalcóal (Kukulcán), fueron el origen del periodo de apogeo de Chichén Itzá.
 
La zona tiene un núcleo monumental de 5 km2 y una extensión amplísima de viviendas y lugares de importancia secundaria, actualmente ha sido excavada en un 20%. El nombre de la ciudad significa “la boca o entrada al pozo de los itzáes”, haciendo referencia a los pozos o cenotes que abastecían de agua al lugar y que, con toda probabilidad, condicionaron su emplazamiento.
 
El Cenote sagrado, ubicado al fondo de un sacbé, era el punto en que los sacerdotes y el pueblo maya acudían en peregrinación para arrojar ofrendas al dios Chaac, señor de las lluvias, generalmente objetos valiosos, y donde también había sacrificios humanos. Dragado a principios del siglo XX por iniciativa de un cónsul americano de dudosa memoria, Edward Herbert Thompson, se extrajeron de su fondo multitud de objetos de jade, oro, cerámica y hueso que han servido para documentar la sociedad maya.
 
La arquitectura de Chichén Itzá es bastante innovadora respecto de las ciudades mayas clásicas. Grandes columnas y pilastras, construidas con enormes bloques de piedra superpuestos y, a menudo tallados, pueblan los edificios por dentro y por fuera y el templo dedicado Kukulcán es una de las pirámides más representativas del mundo maya.

Uxmal es otro lugar que no debemos dejar de visitar esta ciudad situada en los cerros de Puuc, un conjunto de colinas donde -rompiendo la monotonía de la llanura yucateca-, se asentaron varias ciudades mayas se unía a Kabah por un sacbé de 18 km. de largo.
 
La ciudad era dede del poder económico y político de una amplia región, del que irradió el estilo arquitectónico Puuc.
 
A diferencia de la mayoría de las demás ciudades prehispánicas, la disposición de las estructuras de Uxmal no parece seguir un orden geométrico. Su espacio se organiza de una manera más sutil, basada en dos principios: en primer lugar, los edificios están orientados en relación con fenómenos astronómicos, como el ascenso y el descenso de Venus, y en segundo lugar, están adaptados a la topografía del lugar, compuesta por una serie de colinas
 
Tabasco
 
Villahermosa la capital, conocida como “La Esmeralda del Sureste”, fue fundada a finales del siglo XVI por una comunidad que se vio obligada a alejarse de la costa a causa de las continuas incursiones piratas. Actualmente ubicada en las riberas del río Grijalva, Villahermosa cuenta con dos excelentes museos: el Parque Museo de la Venta, que alberga en sus áreas verdes impresionantes piezas arqueológicas olmecas, y el Museo de Antropología Carlos Pellicer, donde se encuentra el Monumento 6 de Tortuguero, en donde está inscrita la finalización del décimo tercer Baktún, que coincidió con el 21 de diciembre del 2012.
 
Tabasco es conocido como la puerta de entrada al mundo maya y en ella hay dos grandes áreas mayas: Comalcalco y Pomoná.