AFTEROFFICE
culturas

El mundo del 'Principito' está en Francia

Sin tecnología y con el más fiel apego a la historia de Antoine de Saint-Exupéry, el nuevo parque de diversiones de "El Principito" abre sus puertas en Francia a millones de personas que desean vivir las aventuras del pequeño niño de capa azulada. 
AP
18 julio 2014 19:5 Última actualización 20 julio 2014 4:45
El nuevo parque de diversiones de "El Principito" abrió sus puertas este mes de julio. (Tomada de Facebook Oficial)

El nuevo parque de diversiones de "El Principito" abrió sus puertas este mes de julio. (Tomada de Facebook Oficial)

Si leíste "El Principito" seguramente recordarás aquel mundo donde el pequeño niño aprendió las lecciones más esenciales de la vida. Ahora es posible visitar ese terreno fantástico sin necesidad de volver a abrir el libro de Antoine de Saint-Exupéry, ya que este mes abrió sus puertas el nuevo "Parque El Principito" en París, Francia. 

Aunque este parque temático se inauguró desde el 1 de julio, fue apenas esta semana cuando se dieron por concluidas todas las obras. 

"Parque El Principito" le hace honor a uno de los personajes más entrañables de la literatura francesa, apegándose a una época en la que las montañas rusas no estaban hechas para aterrorizar, los televisores no estaban conectados a videojuegos en 3D y los parques de diversiones estaban hechos sólo para los niños.

Este nuevo espacio está ubicado en Ungersheim, en el corazón de la región Alsace, a unos 50 kilómetros de Basilea, Suiza, y a unos 15 kilómetros de la frontera alemana.

Ofrece 31 atracciones libremente basadas en el tema del vuelo — el Principito es un explorador del espacio y su autor, Antoine de Saint-Exupéry, fue un conocido piloto (obtuvo su licencia en Strasbourg, la capital regional de Alsace). Las atracciones incluyen dos globos de aire caliente, una película sobre los misterios de las profundidades desde la perspectiva de un vehículo de propulsión submarina, y visitas a verdaderos cachorros de zorro o a un rebaño de ovejas con su perro ovejero.

Pese a la falta de alta tecnología — como el libro, que se publicó en 1943 —, el parque invita a desconectarse y disfrutar las pequeñas cosas de la vida. 

1
 

 

El Principito
1
 

 

El Principito
1
 

 

El Principito
1
 

 

El Principito
1
 

 

El Principito
1
 

 

El Principito