AFTEROFFICE
deportes

El Messi del basquetbol está listo para llegar a la NBA

Mario Hezonja, quien milita en el Barcelona de la Liga Endesa, llamó la atención de los visores de la NBA, que siguen de cerca a la promesa croata desde el momento en que se declaró elegible para el draft el 23 de abril (cualquier basquetbolista de una liga profesional puede postularse).
Domingo Aguilar Mendiola
23 junio 2015 21:46 Última actualización 24 junio 2015 5:0
El basquetbolista croata ha representado a su país desde los 16 años. (Reuters)

El basquetbolista croata ha representado a su país desde los 16 años. (Reuters)

Mario Hezonja cumplió 20 años en febrero, juega en el Barcelona de basquetbol y su habilidad sobre la duela no sólo causó expectativa en Europa, sino que llamó la atención de visores de la NBA, quienes siguen de cerca a la promesa croata desde el momento en que se declaró elegible para el draft el 23 de abril (cualquier basquetbolista de una liga profesional puede postularse).

Hoy se juega el tercer partido de la serie final de la Liga Endesa entre el Barsa y el Real Madrid, y mañana comienza el proceso de selección de jugadores en Estados Unidos. Se espera que el balcánico sea uno de los primeros 10 elegidos para integrarse a la NBA, lo que le garantizaría un contrato por un par de temporadas y la posibilidad de obtener más de dos millones de dólares anuales.

Los medios estadounidenses lo consideran un jugador engreído, pero con actitud y capacidad suficientes para destacar en la liga norteamericana. En España, Maite Antón, colaboradora del diario catalán Sport, asegura que Hezonja “tiene un carácter muy fuerte y potencial de líder” a pesar de su corta edad. “No rehúye de la responsabilidad. En los juegos más importantes es cuando ha figurado y ha conseguido sus máximas anotaciones. Tiene un estilo que gusta a la NBA porque es muy espectacular”.

El alero azulgrana empezó a jugar profesionalmente en el KK Dubrovnik en 2009. Terminó la secundaria y firmó un contrato con el KK Zagreb en 2010. Desde entonces su educación escolar quedó de lado y el croata se concentra solamente en su disciplina. “Él dice que piensa en baloncesto las 24 horas”, comenta la española Antón sobre la promesa que llegó a la institución culé en 2012 (costó 150 mil euros), pero que en 2013 dio el salto a la máxima categoría ibérica. La experiencia que ha adquirido es mayor de la que su edad puede aparentar.

Antes de cumplir la mayoría de edad (2012), el oriundo de la costa del mar Adriático llegó a un acuerdo de siete años con la escuadra catalana, aunque existe una cláusula de rescisión que se puede operar desde el tercer año y está tasada en alrededor de dos millones de euros. Lo más que una franquicia norteamericana puede pagar por un jugador son 625 mil dólares, pero el resto del dinero de la compra se puede obtener del salario que se le ofrece al hombre contratado.

La ruptura en la relación entre el entrenador y el apodado Supermario fue uno de los motivos que orilló al croata a buscar una ruta de escape al circuito estadounidense. En el duelo que el Barcelona perdió contra el Olympiacos en la Euroliga de este año, el coach Xavi Pascual decidió dejar a la promesa en la banca como castigo por los desplantes que mostraba cada que salía de cambio. Pascual declaró al diario El País que Hezonja logrará “escribir páginas de oro en un futuro”, pero primero se le debe ayudar a explotar todo su potencial. Justo después de ese enfrentamiento, el balcánico se apuntó en la lista de candidatos para la NBA.

En total 44 atletas de todo el mundo se postularon para buscar un lugar en el certamen más exigente de este deporte. Al final, 32 retiraron su candidatura al draft, pero entre los 12 que se quedan está la joya europea que ya está en la mira de varios equipos (desde los Sixers que tienen la tercer elección, hasta los Pistons con la octava) que encuentran una opción redituable en el mercado extranjero.