AFTEROFFICE
deportes

El maratón de Boston, la meta que se le ha negado a los fondistas latinos

Ningún mexicano ha sido campeón en este maratón. Benjamín Paredes, ex fondista, asegura que "es de las más difíciles" por la cantidad de dinero que ofrece. La convocatoria atrae a atletas kenianos y etíopes, ganadores de nueve de las últimas 10 ediciones.
Domingo Aguilar Mendiola
19 abril 2015 21:52 Última actualización 20 abril 2015 12:54
En 2014, 242 mexicanos se inscribieron en el maratón que hoy tendrá su celebración número 119. (AP)

En 2014, 242 mexicanos se inscribieron en el maratón que hoy tendrá su celebración número 119. (AP)

Ningún mexicano ha sido campeón del maratón de Boston ni tampoco del de Berlín, con lo que son el único par de circuitos Majors (conformados también por Tokio, Chicago, Nueva York y Londres) que se le han negado a los representantes nacionales. La carrera de hoy (7:50, horario de la Ciudad de México) en la capital de Massachussets ofrece 150 mil dólares a los ganadores de las ramas masculina y femenina; es el premio más elevado de la categoría y la motivación que hace que la competencia sea mayor.

Benjamín Paredes, ex fondista, asegura que la carrera de Boston “es de las más difíciles” por la cantidad de dinero que ofrece. La convocatoria atrae a atletas kenianos y etíopes, ganadores de nueve de las últimas 10 ediciones; abanderados de la más alta calidad en largas distancias.

Los competidores de Latinoamérica suman 18 victorias en Majors, de las cuales la mitad han sido de participantes mexicanos. Dionicio Cerón inclusive consiguió establecer un récord en el Maratón de Londres: ganó tres años consecutivos (1994-1996; único capaz de conseguirlo) la prueba que el próximo domingo (26 de abril) llevará a cabo su festejo número 35.

Para Paredes no existe mucha diferencia entre las condiciones geográficas de la capital inglesa y la ciudad estadounidense que afecten el desempeño de los atletas.

“El atletismo nacional se estancó y ha crecido mucho la diferencia como para aspirar a un premio”, dice quien fuera segundo en la justa neoyorquina de 1994. “Tiene que ver con los sistemas de entrenamiento, porque nosotros no los hemos cambiado. Además, la medicina está muy avanzada y los atletas que son bien tratados obtienen un plus”.

El involucramiento médico también ha afectado la imagen de las competencias y de los corredores kenianos. Rita Jeptoo, ganadora en Boston el año pasado, así como Wilson Loyanae, Nixon Kiplagat y Moses Klipto fueron suspendidos a principios de 2015 por la Asociación de Atletismo de su país por arrojar un resultado positivo en análisis antidopaje. Además, los agentes de Dennis Kimetto (poseedor de la marca mundial: 2:02:57 horas) están siendo investigados junto con las agencias Rosa & Associati y Volare Sports por inducir a los deportistas al consumo de sustancias prohibidas.

“Existen arreglos entre las agencias y los organizadores de carreras. Aunque les hagan exámenes de doping, a lo mejor no los llevan a los laboratorios o los excluyen para evitar resultados negativos”, sostiene el ganador de una medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata, Argentina, 1995.

“Saber que para hacer un récord mundial te falta bajar 10 minutos genera una falta de motivación (...) el atletismo mexicano, por esas enormes lagunas para poder bajar los récords, se conforma con involucrarse en pocas carreras”, lamenta Paredes.

En 2014, 242 mexicanos se inscribieron en el maratón que hoy tendrá su celebración número 119, y en la que sólo un par de latinoamericanos han sido vencedores: Doroteo Guamuch Flores, de Guatemala (1952), y Álvaro Mejía, de Colombia (1971).

En la historia de todos los Majors, por lo menos un representante latino ha ocupado el primer lugar del podio, pero ya casi se cumplen dos décadas del triunfo de Cerón en Londres, último mexicano en festejar.