AFTEROFFICE
culturas

El machismo de Grey se cura con dinero: Garci

Mientras "Cincuenta sombras de Grey" llena las salas de cine con una lujuria con sacarina, el monero Antonio Garci compendia su visión del sadismo y el humor en "Las 50 sobras de Garci". Queda claro, en el tomo, que el sexo es algo muy delicado como para dejarlo en las insaciables letras de una novelista inglesa.
Mauricio Mejía
16 febrero 2015 22:35 Última actualización 17 febrero 2015 5:0
"Otro título de la obra puede ser: La pendejísima historia de la sexualidad", afirma Garci. (Cortesía)

"Otro título de la obra puede ser: La pendejísima historia de la sexualidad", afirma Garci. (Cortesía)

Antonio Garci se instala en la moda. Mientras Cincuenta sombras de Grey llena las salas de cine con una lujuria con sacarina (Sade sigue siendo mucha proteína para cuerpos no acostumbrados al colesterol), el monero compendia su visión del sadismo y el humor en sus “sobras”. Queda claro, en el tomo, que el sexo es algo muy delicado como para dejarlo en las insaciables letras de una novelista inglesa.

___¿Los mexicanos hacen el humor todos los días?
___Sí, y lo hacen muy bien y todo el tiempo, pero hacen el humor sin protección, como todo lo que hacemos en la vida.

___¿Por qué les cuesta tanto reírse de sí mismos, hasta cuando hablan de sexo?
___Porque cuando uno se ríe de sí mismo luego es el único que no entiende el chiste. El humor es la forma más común para hablar de los temas que nos angustian o que nos aterran. Con los asuntos que son francamante tabúes es la única manera de hacerlo; por eso abundan tanto los chistes sobre el sexo o la muerte… y en ciertos países, las caricaturas sobre el profeta Mahoma.

___¿Para reír, el tamaño importa o tampoco?
___Bigger is better… en el humor sí es importante. En Las 50 sobras de Garci mi promesa a los lectores es que si lo leen se van a reír mucho, durante mucho tiempo y a carcajadas. Es una parodia muy divertida, y está hecha con los dos ingredientes básicos que debe tener una buena caricatura: sin odio ni piedad.

___¿El humor ayuda a mejorar la frigidez?
___El humor ayuda a mejorarlo todo. De hecho está demostrado que cura hasta el cáncer.

___Cincuenta sombras de Grey da por descontada la insatisfacción sexual de sus lectores y fanáticos, cosa nada risible...
___A mí lo que me llama la atención es que en la actualidad todas las mujeres están muy sensibilizadas con eso de la equidad de género y sus derechos como personas. Hoy por hoy si un hombre le grita a una mujer es violencia de género. De pegarles ya ni hablamos. El machismo es universalmente condenado, pero este libro nos demuestra que lo que en el fondo ellas quieren es un hombre que se las madree, las amarre, las insulte y someta hasta convertirlas en sus esclavas. Si eso tú o yo lo intentamos, nos denuncia cualquier mujer y nos mete a la cárcel. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre nosotros y el señor Grey? Yo creo que nada más el dinero. Parafraseando aquel viejo refrán: Lo que en el pobre es vil machismo, en el rico es refinado erotismo sadomasoquista.

___El sadismo parece ayudar a eliminar el estrés...
___Bueno, en realidad es el sexo, en cualquiera de las formas en que tengamos la fortuna de gozarlo.

___En medio de tanta sangre, jugar al erotismo parece un acto de desobediencia civil...
___Sí, pero en situaciones aún peores que las que estamos viviendo la humanidad siempre se las ha arreglado para seguir cogiendo. Ésa siempre ha sido una prioridad para nuestra especie. Lo que sí de plano es una desobediencia civil es el humor. Es una incorrección, una forma de brincarte las normas hasta del sentido común. En el libro hay una novela seudo porno que parodia las Cincuenta sombras y paralelamente da pie para contar con humor la historia de la sexualidad, sobre todo en sus aspectos legales. Todo esto va sazonado con caricaturas y cómics. Otro título de la obra puede ser: La pendejísima historia de la sexualidad.