AFTEROFFICE
deportes

El Leverkusen y el Barcelona, dos historias de refuerzos

Fundados en 1899 y 1904, el Barsa y el Bayer Leverkusen se verán este martes las caras en uno de los partidos más destacados de la Champions.
Mauricio Mejía
28 septiembre 2015 23:52 Última actualización 29 septiembre 2015 5:0
Chicharito. (Reuters)

Chicharito. (Reuters)

Hoy saltan al césped dos equipos que llegaron tarde al reparto de diplomas en Europa. El Barsa fue fundado en 1899; el Leverkusen en 1904. El primero por jóvenes extranjeros (ahora que Cataluña habla de nacionalismo vale la pena recordar la ascendencia helvética de Joan Gamper (es decir Hans-Max Gamper Haessing, Winterthur, Suiza, 1877 - Barcelona, España, 1930), el fundador del equipo que es més que un club. El segundo por 170 trabajadores de la empresa farmacéutica Bayer (creada en Barmen en 1863 por Friedrich Bayer y su socio Johann Friedrich Weskott), ampliamente conocida en el mundo por la aspirina, el primer medicamento expedido como tableta de la historia y de la que se consumen 2 mil 500 muestras por segundo en todo el planeta. Dice un cálculo de la empresa que si se pusieran en fila las aspirinas que consume España al año, ésta llegaría sin problemas hasta Nueva York. ¿Cuándo comenzó a comercializarse la pastillita? En 1899.

Ambos clubes tuvieron sus vicisitudes para la consagración. Por razones bien explicadas por Vázquez Montalbán, el club culé se convirtió más en el “ejército simbólico de Cataluña”, que en equipo exitoso en la competencias regionales. El Bayer debió, literalmente venir desde muy abajo, la liga amateur, para hacerse de un puesto en la Bundesliga, organizada en 1963-64. El club de Renania del Norte-Westfalia arribó al elenco de la élite alemana en la campaña del 79-80. En ese año el club blaugrana terminó en la cuarta posición de la liga, a 15 puntos del Madrid. No hubo Vieja Europa para ella.

El Barsa y el Bayer se vieron las caras, por fin, en los cuartos de final de la Copa de UEFA 1987-88. Después de 180 minutos, el Leverkusen ganó la serie 1-0. Después el conjunto alemán vencería en semifinales al Werder Bremen (1-0) y en la final, 3-2 en penales, al Espanyol, de Barcelona.

En 1992, de la mano de Johan Cruyff, los catalanes lograron al fin su primera Liga de Europa al vencer, el 22 de mayo en Wembley, a la Sampdoria italiana por 1-0, con gol de Ronald Koeman. Luis Enrique, jefe ahora del banquillo catalán, se hizo en ese año de la medalla de oro con La Roja.

El Leverkusen y el Barsa volvieron al letargo europeo. Se encontraron, otra vez, en el camino del club alemán a su primera final de Champions. Conformaron el Grupo F de aquel año en primera ronda. En el primer partido (25 de septiembre), en el Bay Arena, ganaron los alemanes 2-1. A la vuelta (17 de octubre), el resultado fue el mismo en favor de los blaugranas. Ambas escuadras se clasificaron a la segunda fase de grupos en la que el Barsa fue líder del B y el Leverkusen del D. En los cuartos de final, los catalanes vencieron al Panathinaikos (3-2, global)y los alemanes al Liverpool (4-3). El Madrid despachó (3-1) al Barsa y el Leverkusen al United (3-3, por goles de visitante) en las semifinales.

El Leverkusen le puso cara y orgullo al conjunto blanco, pero una genialidad de Zinedine Zidane se encargó de acabar el duelo de egos. Los alemanes vuelven al Camp Nou, el templo de la expresión más bella este deporte con la llegada de Josep Guardiola, terco motivador del sí a la independencia de Cataluña, a la que se opone la canciller Angela Merkel.