AFTEROFFICE
deportes

El hockey, cerca de regresar a Quebec

No tiene equipo desde 1995, año en que una crisis financiera acabó con los populares Nórdicos de Quebec. Pero esto podría cambiar muy pronto. Hoy, más de medio millón de personas levantan sus manos para decirle a la National Hockey League (NHL): "¡Queremos a nuestros Nórdicos de regreso!".
Eduardo Bautista
10 noviembre 2015 21:35 Última actualización 11 noviembre 2015 5:0
La franquicia de la ciudad canadiense dejó un vacío en sus seguidores, a pesar de que tuvieron poco que festejar. (Cortesía)

La franquicia de la ciudad canadiense dejó un vacío en sus seguidores, a pesar de que tuvieron poco que festejar. (Cortesía)

La ciudad está ansiosa por jugar hockey otra vez. No tiene equipo desde 1995, año en que una crisis financiera acabó con los populares Nórdicos de Quebec. Pero esto podría cambiar muy pronto. Hoy, más de medio millón de personas levantan sus manos para decirle a la National Hockey League (NHL): “¡Queremos a nuestros Nórdicos de regreso!”.

El hockey es el deporte nacional de Canadá. De hecho, los canadienses son los campeones olímpicos y poseen a los dos equipos más ganadores de la NHL: Montreal Canadians y Toronto Maple Leafs. Quizás por eso resulta tan sorprendente que Quebec no cuente con una franquicia propia.

“Vemos los partidos de la liga todas las noches, pero ya estamos hartos. A mí, al igual que a muchos quebequeses, nos da coraje tener que apoyar a Toronto o a Montreal, quienes hasta hace 20 años eran nuestros principales adversarios”, dice Jean-Guy Fontaine, abogado de 51 años, mientras ve un duelo de temporada entre Montreal y Winnipeg en un bar del centro de la ciudad.

A escasos metros de ahí, un joven de 25 años llamado Michel Sylvian compra un jersey de los Nórdicos en 30 dólares. Algunos turistas también compran tazas del equipo; otros se llevan los cascos. “Van a regresar. Y le vamos a partir la cara a Toronto y Montreal juntos”, advierte Sylvian.

Y es que el optimismo ha crecido notablemente entre los quebequeses que adoran el hockey. En agosto pasado, la empresa de telecomunicaciones Quebecor –una de las más poderosas de Canadá– le pidió a la NHL la reincorporación de Quebec. Y aunque aún no existe una respuesta por parte de la liga, las esperanzas son altas. “No importa que sea bajo otro nombre, lo que queremos es un club”, comenta Fontaine.

Según ESPN, los principales obstáculos de la entrada de Quebec a la NHL son la depreciación del dólar canadiense y la baja población de la ciudad (516 mil habitantes). La liga tiene miedo de perder dinero. El hecho de que la moneda canadiense se encuentre en mínimos de 10 años ha enfriado el entusiasmo de una eventual expansión de la NHL.
“No sé si sea el momento adecuado para incorporar nuevas franquicias a la liga. Creo que por el momento estamos bien con 30”, asegura Jeremy Jacobs, uno de los empresarios más importantes del hockey y dueño de los Boston Bruins.

Sin embargo, en los altos niveles de la NHL el ambiente es más positivo. Según la Montreal Gazette, el comisionado de la liga, Gary Bettman, recibió de muy buen humor al director general de Quebecor, Pierre Dion, y al ex primer ministro canadiense Brian Mulroney. Ambos –hombres de gran peso en la vida política y empresarial del país– aseguraron que la diferencia monetaria no afectará la salud financiera de la liga y se comprometieron a amortiguar una posible crisis.

“Lo del dólar canadiense es un factor importante, pero creo que podemos solucionarlo. Llevo muchos años tratando de crear un equipo para Quebec, y en esta ocasión no podemos fallar”, señaló Mulroney.
Y es que regresar a la NHL no es barato. Tan sólo por su ingreso, Quebecor deberá pagar una cuota de 500 millones de dólares. Eso sin contar los otros 400 que ya invirtió en la construcción del Videotron Centre, cuyas 18 mil localidades se agotaron en cuestión minutos hace un par de semanas, cuando se llevó a cabo un partido de exhibición entre Canadienses de Montreal y Pingüinos de Pittsburgh.

“Aquí la gente ama el hockey. Y más en Quebec, una de las ciudades con mayor tradición deportiva del país. Ya se construyó la arena que pedía la liga; ahora sólo es cuestión de tiempo para que la NHL apruebe su reincorporación. Es increíble cómo aún se venden artículos de los Nórdicos”, comparte Marouan Bel Fakir, funcionario de Tourisme Quebec.