AFTEROFFICE
culturas

El guión original que cambió la forma de producir relatos

Netflix se consolida como la gran oferta para "atrapar" la atención de los ojos. Dejó de ser el tímido productor de series que lanzaba esporádicamente una que otra piedrita a las Goliats de la televisión. Estas piedras han herido a más de una productora y la han convertido en el lugar más atractivo para el entretenimiento.
Myrna I. Martínez
11 enero 2015 23:22 Última actualización 12 enero 2015 5:0
Cuando Kevin Spacey buscaba productora para realizar la serie "House of Cards", Netflix no le pidió ni un piloto; este año inicia su tercera temporada. (Cortesía)

Cuando Kevin Spacey buscaba productora para realizar la serie "House of Cards", Netflix no le pidió ni un piloto; este año inicia su tercera temporada. (Cortesía)

Netflix dejó de ser el tímido productor de series que lanzaba esporádicamente una que otra piedrita a las Goliats de la televisión. Estas piedras, ya convertidas en rocas, han herido a más de una productora y la han convertido en el lugar más atractivo para el entretenimiento.

En 1997, en la todavía incipiente era del Internet, apareció como una especie de videoclub en línea. La experiencia era similar a la de perderse en un viejo Videocentro con títulos olvidados y pocos estrenos. Reed Hastings ideó este servicio después de que un Blockbuster osara cobrarle 40 dólares de recargo por el atraso de una película.

Nadie le apostaba al éxito de Netflix. Ni Blockbuster, que en el año 2000 rehusó asociarse con la nueva marca. Una década después la cadena de renta de películas se declaró en bancarrota; el servicio en línea declaró ingresos por mil 409 millones de dólares en su último reporte financiero.

En 2012 se aventuró en la creación de series originales. El experimento fue Lilyhammer, comedia sobre un gángster neoyorquino quien, después de testificar contra un capo de la mafia, se muda al pueblo de Noruega. Se le apostó a tener una cara conocida en el mundo de la mafia: Steven Van Zandt, quien interpretó a uno de los esbirros de Tony Soprano. El año pasado estrenó su tercera temporada.

Con este primer título se definió el modo de operar de la productora: series bien elaboradas, con guiones originales, personajes poco éticos y lanzar todos los capítulos de una temporada el mismo día, por primera vez el usuario no estaba atado a una grilla de programación y al estrés de llegar a casa para ver un capítulo semanal.

Este modelo empezó a llamar la atención a productores, directores y actores consagrados, y encontraron en Netflix un espacio de mayor libertad creativa, y con la certeza de que el show no sería cancelado de un día a otro por el rating dejando a miles de fanáticos molestos, como el caso de Carnivale de HBO.

Cuando Kevin Spacey buscaba productora para realizar la serie House of Cards, inspirada en una miniserie de la BBC de 1990, la empresa no le pidió ni un piloto, de inmediato se atrevió a invertir 100 millones de dólares para realizar las dos primeras temporadas. El éxito con Spacey y la dirección de David Fincher, estaba casi asegurado. El costo se recuperó en 2013, poco después de su lanzamiento, y se convirtió en la primera serie online nominada a los premios Emmys.

Irónicamente, según publicó The New York Times en 2010, el presidente de Time Warner (HBO), Jeff Bewkes, minimizó a Netflix y dijo que era como si el ejército de Albania intentara conquistar el mundo. En 2013, logró conquistarlo, registró en Estados Unidos 29.7 millones de usuarios (ya cuenta con 50 millones en el mundo), casi un millón más que HBO, el cual veladamente se ha retractado, y este año lanzará su servicio de streaming online para usuarios que no cuentan con canal de cable.

Goliat pretende contraatacar, pero Netflix ya está preparado con lo que promete ser su año más exitoso como productor de series. Además de las terceras temporadas de House of Cards, que llega en su totalidad el 27 de febrero, Hemlock Grove y Orange is the New Black, la serie más exitosa de este servicio, y la segunda de la épica Marco Polo, ya anunció el lanzamiento de al menos seis series originales, algunas producidas en colaboración con otras grandes televisoras, entre ellas Universal y Sony.

El convenio que ha causado más expectativa ha sido el de Marvel. Se realizarán cuatro series basadas en los superhéroes que habitan en el sórdido Hell’s Kitchen neoyorquino: Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist. La primera en arribar será la historia del héroe invidente Daredevil, creado por Stan Lee, la cual llegará el 10 de abril con las actuaciones de Charlie Cox y Rosario Dawson.

La comediante Tina Fey no se ha quedado atrás en la euforia por estar en Netflix y produce junto con Universal la serie Unbreakable Kimmy Schmidt, sobre una mujer que escapa de un culto que espera el día del juicio final. Con mochila al hombro y sin un peso en la bolsa, inicia una nueva vida en Nueva York. El estreno será el 6 de marzo y tendrá en el papel principal a Ellie Kemper, conocida por The Office.

Apostándole a un elenco veterano, encabezado por Kyle Chandler y Linda Cardellini el thriller Bloodline se estrena el 20 de marzo. La narrativa le apuesta al drama con pinceladas de misterio: los secretos de una familia son develados tras la llegada de uno de los hijos.
Los seguidores de los hermanos Larry (ahora Lana) y Andrew Wachowski, creadores de Matrix y conocidos amantes de la ciencia ficción, los cómics y los mundos distópicos, podrán ver a finales del año Sense8. Filmada en distintos países y con elenco internacional, incluyendo los mexicanos Alfonso Herrera y Eréndira Ibarra, narra la historia de ocho personas de distintas nacionalidades que están ligadas mental y emocionalmente.

Netflix anunció el lanzamiento de su primera serie latinoamericana, que será producida por Gaz Alazraki y protagonizada por Luis Gerardo Méndez. No se ha dado más información, pero se espera que el estreno sea a finales del año, al igual que la serie Narcos, basada en la vida del capo colombiano Pablo Escobar.

10 tesoros que guarda el acervo del futuro
1. Bettie Page reveals all (2012)
2. Narco-Cultura (2003)
3. Black Fish (2013)
4. Tumba al ras de la tierra (1994)
5. UnHung hero (2013)
6. Los caifanes (1966)
7. Barbarella (1968)
8. El gran Gatsby (1974)
9. Supercampeones (1983)
10. The Americans (2013)