AFTEROFFICE
DEPORTES

El gran desafío de 'El Monje' Belichik

Bill Belichick arranca la temporada 2017 en el cuarto lugar de la historia con más triunfos, y  se encuentra a sólo 13 de empatar a Tom Landry, el legendario 'head coach' de Dallas.
Alfonso Mancilla
06 septiembre 2017 23:49 Última actualización 07 septiembre 2017 5:0
NFL

(Ismael Ángeles)

El 5 de febrero pasado Bill Belichick, head coach de los Patriotas de Nueva Inglaterra, se convirtió en el primer estratega en levantar cinco veces el Trofeo Vince Lombardi, superando a Chuck Noll, el imponente líder los Acereros de Pittsburgh de los 70.

Lejos de conformarse, Belichick afronta la temporada 2017 de la NFL -la cual arranca esta noche- con un reto personal muy especial: convertirse en el tercer entrenador con más triunfos en la historia.

Belichick suma 237 en su carrera de 22 temporadas, y se encuentra a 13 de igualar a Tom Landry, el mítico estratega de los Vaqueros de Dallas, quien alcanzó 250 victorias en 29 años en el emparrilado.
De acuerdo con los pronósticos, Nueva Inglaterra se presenta este año como uno de los favoritos para ganar el Super Bowl LII y es muy probable que sume 13 o más triunfos en la campaña regular.

Belichick podría escalar al tercer lugar y quedar sólo detrás de otras dos leyendas: Don Shula, quien cosechó 328 victorias en 33 temporadas activo (Baltimore y Miami), y George Halas (Chicago), quien tuvo 318, en 40 años.

En cuanto a títulos, si bien Belichick ya posee el máximo número en la era del Super Bowl como head coach, todavía no alcanza a los máximos ganadores de campeonato del futbol americano anterior a la NFL. Está cerca de igualar los seis campeonatos de Curly Lambeau y los siete de Paul Brown, quienes los obtuvieron previo a la fusión de la NFC y la AFL

CINCO DATOS DE BELICHICK
1. HIJO DE MILITAR. Steve Belichick, padre de Bill, fue reclutador de talento en el futbol americano colegial y coach, además de trabajar 34 años para la Marina estadounidense.

2. SIEMPRE DEPORTISTA. Durante sus años de juventud, no sólo practicó futbol americano, también le gustaba el lacrosse. En su último año universitario fue el capitán del equipo.

3. MENTE BRILLANTE: Posee una maestría en Economía. Es egresado de la Universidad Wesleyan.

4. DISCÍPULO DE PARCELLS. Inició su carrera como coach en 1975. Para 1985, ya era el coordinador defensivo de los Gigantes de NY, gracias a la oportunidad que le brindó Bill Parcells. Ganaron dos Super Bowls juntos (XXI y XXV).

5. SALIDA RÁPIDA. En 1999 fungió únicamente por un día como entrenador en jefe de los Jets de NY. A sólo 24 horas de ser presentado, renunció al cargo y optó por unirse a los Patriotas.


Las probabilidades de que Belichick se mantenga al frente de los Patriotas y pueda alcanzar estos hitos son amplias. No es únicamente el entrenador en jefe del equipo, sino también el gerente general, por lo que cuenta con el control total de las decisiones, gracias la efectividad que ha mantenido desde la temporada del año 2000, cuando tomó el puesto por encargo del dueño de la franquicia, Robert Kraft.

Hoy, pocos recuerdan que Belichick tuvo un complicado arranque como entrenador. En 1991 tuvo su primera aventura como responsable de los Cafés de Cleveland, con los cuales permaneció hasta 1995; cuatro campañas fueron perdedoras.

Unicamente en 1994 obtuvo junto con los Cafés el boleto a la postemporada,con marca de 11-5 en el calendario regular. Aquel entonces derrotó -irónicamente- a Nueva Inglaterra en el Juego de Comodines.

Con Patriotas ha sido completamente diferente. Sólo ha sufrido una temporada negativa, la de 2000, cuando tuvo foja de 5-11.Desde entonces posee racha de más de 10 triunfos por campaña desde 2003.
De igual formal, su dominio en la división Este de la Conferencia Americana es abrumador. Únicamente en las temporadas 2002 y 2008 no ganó el título de ese peleado sector.

LOS CLAROSCUROS

En contrasentido al impresionante cumulo de resultados, la era de Belichick al frente de los Patriotas también ha sido cuestionada debido a los escándalos relacionados a faltas antideportivas dentro y fuera del campo de juego.

Dos de estos casos fueron incluso castigados por la NFL debido a la claridad de las pruebas: uno, el Spygate, ocurrido en 2007, cuando se acusó a los Patriotas de grabar indebidamente las señales de los entrenadores de los equipos rivales, sobre todo de su división.

Tras las investigaciones, la NFL multó a Belichick con 500 mil dólares por su participación en el hecho, con 250 mil más al equipo, además de cancelar su primera selección del Draft de 2008.

Años más tarde, en 2014, Belichick y Nueva Inglaterra fueron acusados de manipular irregularmente la cantidad de aire de los ovoides utilizados por el equipo a la ofensiva. A este escándalo se le conoció como el Deflategate, el cual derivó en una suspensión de cuatro partidos del quarterback Tom Brady, una multa por un millón de dólares al equipo y la pérdida de dos selecciones colegiales.