AFTEROFFICE
deportes

El futbol holandés sigue en la Champions, a pesar de no tener equipo

Los jugadores holandeses están distribuidos por toda Europa, prueba de ello es que cinco de los ocho equipos que continúan con vida para llevarse la "Orejona", tienen entre sus filas a por lo menos uno.
Luis Madrid Gutiérrez
30 marzo 2014 23:48 Última actualización 31 marzo 2014 5:0
Arjen Robben del Bayern Munich, es el jugador más destacado de esta generación de jugadores holandeses. (AP)

Arjen Robben, del Bayern Munich, es el jugador más destacado de esta generación de jugadores holandeses. (AP)

En los cuartos de final de la Champions League, el futbol holandés mantiene su presencia aun estando ausente, ya que ha implantado su estilo de juego entre los equipos más grandes de Europa.

Irónicamente, el principal referente es el Barcelona, por donde han pasado técnicos como Louis van Gaal, Frank Rijkaard, quien logró darle su segunda Orejona a los blaugranas, y la escuela de Johan Cruyff, llevada a su máxima expresión por Josep Guardiola.

Los equipos provenientes de Holanda no son de los más ganadores del torneo de clubes más importante a nivel mundial, incluso han pasado casi 20 años desde la última ocasión en que un conjunto tulipán logró ganarlo, y desde hace siete años no han podido ubicarse entre los mejores ocho.

La forma de juego de la escuadra catalana ha sido marcada por infinidad de grandes figuras neerlandesas, entre las que destacan Ronald Koeman, Philippe Cocu, Patrick Kluivert, Ronald de Boer, Giovanni van Bronckhorst, Edgar Davids y Mark van Bommel.

Actualmente sólo cuenta con Ibrahim Afellay, quien ha participado poco, pero se mantiene dentro de un club que se considera uno de los mejores del mundo y que buscará asegurar su pase a semifinales cuando enfrente al Atlético de Madrid.

Los jugadores holandeses están distribuidos por toda Europa, prueba de ello es que cinco de los ocho equipos que continúan con vida en la Champions tienen entre sus filas a por lo menos uno, como es el caso de Arjen Robben con el Bayern Munich, quien busca refrendar su campeonato, pero antes debe superar al Manchester United, que en el pasado tuvo como figura a Ruud van Nistelrooy y ahora a Robin van Persie, quien se perderá los partidos de esta serie por lesión.

El terreno de juego de Stamford Bridge fue casa del astro Ruud Gullit, quien disputó los últimos minutos de su carrera con la playera del Chelsea, equipo en el que hoy milita su compatriota Marco van Ginkel, quien espera tener minutos en el enfrentamiento contra el París Saint-Germain, donde milita Gregory van der Wiel.

La única llave que no contará con la presencia de futbolistas de Holanda es la del Real Madrid y el Borussia Dortmund, conjuntos que en el pasado también le confiaron sus banquillos a técnicos como Leo Beenhakker y Guus Hiddink, en el caso de los españoles, y Bert van Marwijk, con los alemanes.

El PSV Eindhoven fue el último representante de los Países Bajos que clasificó a los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa en la temporada 2006/2007, cuando cayó 4-0 en el global ante el Liverpool. Entonces la base de la Selección holandesa era la liga local; catorce los convocados a los que se sumarían sólo ocho los que militaban en el extranjero.

Para 2012 la cantidad de futbolistas del torneo local que formaban parte del representativo disminuyó de forma importante a ocho, mientras que el resto ya jugaba fuera.

Actualmente, la situación del combinado nacional es muy similar a la de 2006, por lo que parece ser que su liga es la escuela de muchos grandes jugadores que siempre le han dado protagonismo a nivel continental, por lo que sólo es cuestión de tiempo para que los tulipanes vuelvan a figurar entre los grandes equipos del viejo continente.