AFTEROFFICE
culturas

El escultor que da una muestra de sus errores 

El artista mexicano Javier Marín regresa a la pintura y exhibe sus obras inacabadas de artes plásticas en la exposición 'Javier Marín.Zonasoscuras'. En entrevista para El Financiero cuenta cuál fue su inspiración para este proyecto.
Rosario Reyes
05 noviembre 2017 23:46 Última actualización 06 noviembre 2017 5:0
Escultor

Javier Marín junto a su escultura en madera Hombre (piernas) (2015), en la galería Terreno Baldío. (Foto: especial).

Vuelve sobre sus pasos. Por primera vez en 25 años, el artista, que se ha dedicado principalmente al volumen, expondrá una serie de pintura. Y también mostrará al público lo que nunca antes: sus errores. Esos tesoros tan preciados en el andar -el errar- por los caminos de la creación y el conocimiento.

La exposición Javier Marín. Zonas oscuras, que abre el viernes próximo en la galería Terreno Baldío, está integrada por cuatro módulos: el que le da título a la muestra despliega su regreso a la pintura; el resto (Rebanas, Nudos y Búsqueda de modelo) reúnen todo tipo de ensayos antes de la obra terminada, piezas que guardaba su estudio y no estaban destinadas a salir al ojo público. Se trata de investigaciones que el artista ha realizado para su trabajo escultórico, o el comienzo de alguna obra que no logró concluir.

ACUDA
¿Qué?
Javier Marín. Zonas oscuras

¿Dónde?
Terreno Baldío. Orizaba 177, Roma Norte

Inauguración: viernes 10, 20:00.

Horario:
Lunes a viernes, 11:00 a 17:00

Localidad:
Entrada libre

“Son estas obras que se quedan ahí, inconclusas e incomprensibles para mí, pero que son parte de mi trabajo y de mí mismo como artista, porque aunque no logré concluirlas, siempre las tengo a la vista cuando estoy trabajando, como una inspiración”, explica Javier Marín sobre esta muestra, que abriría originalmente el 22 de septiembre, pero tras el terremoto del 19-S quedó suspendida. Casi dos meses después se inaugurará en el espacio ubicado en una de las zonas de desastre de la colonia Roma.

Marín comparte que esta exhibición pone al descubierto, como lo dice el título, sus “zonas oscuras”, tanto en proceso artístico como en el personal. Un acercamiento que puede leerse como la contracara de lo que presentó en la exposición Corpus Terra, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso y el Palacio de Iturbide, entre 2015 y 2016, que revisaron sus 30 años de trayectoria.

1
Un modelo de las cabezas monumentales que el artista ha esculpido en diversos materiales y que ha expuesto en recintos o al aire libre en diversos países.

 

Javier Marín


___¿Cuáles son las razones por las que no terminó estas piezas?

___Porque no las acabo de entender, son ejercicios que no llegan a buen fin o no me convencieron. Quiero darle un valor a esas piezas también, como parte de mi proceso creativo.

___¿Qué diferencia hay entre éstas y otras obras, cuyo desarrollo ha mostrado en exposiciones anteriores?

___Estas no son precisamente parte del proceso creativo, por eso las considero mis zonas oscuras –que no malas-, porque me enseñaron un panorama más completo de mi trabajo. Me sirvieron de guía para una serie de pintura que estoy trabajando, que se llama Zonas oscuras.
Hace años dejé la pintura y ahora, las partes que no resuelvo.
fácilmente, que no logro entender, las cubro con unos parches oscuros.

___¿En qué momento considera una pieza terminada?

___Cuando me puedo sentar frente a ella y establecer un diálogo, cuando la puedo entender. Aunque también una parte del proceso creativo, como la vida, tiene que ver con el misterio; no todo lo que hace uno lo acaba de comprender. Lo que sale a exposición no es lo único que existe, lo que se queda en el estudio también es importante.

___¿Por qué dejó la pintura?

___Por varias razones, pero nunca porque no me gustara o porque hubiera dado por terminado mi trabajo con la dimensionalidad o el color, simplemente hubo circunstancias que me hicieron cambiar. Hacía pintura, escultura, gráfica, vestuario, de todo, pero me enfermé, la pasé muy mal y entonces pensé que algo estaba haciendo equivocadamente y decidí trabajar una disciplina a la vez. La escultura ya no me soltó nunca, pero sí se me quedaron muchas cosas pendientes por desarrollar e investigar con la pintura.

___¿Y qué le hizo volver a ella?

___Siempre pensé que algún día tendría que retomar lo que dejé a medias. El color me gusta mucho y de alguna manera sustituí
la creación de cuadros con mi obra en barro, que tiene una última piel pictórica. Pero son los temas de siempre: el color, la composición, el equilibrio, intentar algo en dos planos; la bidimensionalidad y el volumen son lenguajes muy distintos, pero ambos forman parte de mí como artista.

___Esta muestra de trabajos inacabados coincide con el 30 aniversario de su primera exhibición de pintura, ¿está cerrando un ciclo o abriendo una nueva etapa?

___Me gusta pensar en la idea de continuidad. Son 30 años de mi primera exposición individual (Presencias inesperadas), pero dejé la pintura hace como 25 años. Zonas oscuras, la serie completa, consta de cinco cuadros, están todos expuestos en esta muestra, junto con las obras sin terminar. Creo que tienen un buen diálogo, vamos a ver para qué más da esta nueva exploración en la pintura.

___¿Y qué temáticas explora?

___Un artista es un creador todo el tiempo, todo son propuestas. El eje temático de la exposición es cómo tus partes no entendidas, no terminadas, te completan. Es mi obra inconclusa y quiero que también se conozca, que a quien le interesa mi trabajo sepa también de esa parte y con ello tenga una percepción mayor de mi obra completa. Lo comparto también como un deseo de espectador: me encantaría ver la trastienda de los artistas que admiro, esa obra con la que se quedan, para entenderlos mejor.