AFTEROFFICE
culturas

El 'enfant terrible' del teatro ataca de nuevo

Gurrola fue un arquitecto que se topó con la escena gracias a unas clases que tomó en la Facultad de Arquitectura con Héctor Mendoza. Hizo del arte una multidisciplina. "Juan José Gurrola. Enfant terrible del teatro mexicano", se presenta esta noche en el Aula Magna del Centro Nacional de las Artes. 
Rosario Reyes
23 febrero 2016 21:57 Última actualización 24 febrero 2016 5:0
Amigos de la palabra. Gurrola (izq.) con el escritor Juan José Arreola y el actor Eduardo Lizalde (der.). (Cortesía)

Amigos de la palabra. Gurrola (izq.) con el escritor Juan José Arreola y el actor Eduardo Lizalde (der.). (Cortesía)

“El teatro no existe, ni está: baja”. Así, con una idea metafísica, definía su quehacer Juan José Gurrola (1935-2007). Decía que cuando el actor cuenta una historia y hace que el espectador la crea, sucede la magia. El teatro baja. Aparece.

Gurrola fue un arquitecto que se topó con la escena gracias a unas clases que tomó en la Facultad de Arquitectura con Héctor Mendoza. Hizo del arte una multidisciplina. Pintor, fotógrafo, coreógrafo, traductor, escenógrafo y director de teatro. Un artista provocador que incluía en sus montajes elementos que la mayoría de las veces simplemente aparecían frente a él.

Por ejemplo, el conejo gigante que montaba Rosenda Monteros en La prueba de las promesas, se le ocurrió a Gurrola cuando en una partida de ajedrez con el escenógrafo Alejandro Luna, pasó un conejo frente a ellos.

“Estaba atento a lo que sucedía a su alrededor...”, cuenta el actor y cineasta Eugenio Cobos, director del documental en el que recopila varias de las muchas entrevistas que Gurrola concedió a lo largo de su vida.

Juan José Gurrola. Enfant terrible del teatro mexicano, una producción del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información (CITRU) del INBA, se presenta esta noche en el Aula Magna del Centro Nacional de las Artes a las 19:00 horas.