AFTEROFFICE
deportes

El duelo de aquel primer
GP de México

El luto marcó el primer Gran Premio de México en 1962. El 1 de noviembre, el auto de Ricardo Rodríguez, que iba a 150 kilómetros por hora, derrapó en la curva peraltada, se impactó contra la barda de contención y rebotó siete veces contra la pista antes de terminar destrozado e incendiado.
Ma. del Refugio Melchor S.
11 marzo 2015 21:21 Última actualización 12 marzo 2015 5:0
Ricardo, el menor de los hermanos Rodríguez, perdió la vida en el circuito de la Magdalena Mixhuca. (Cortesía)

Ricardo, el menor de los hermanos Rodríguez, perdió la vida en el circuito de la Magdalena Mixhuca. (Cortesía)

El luto marcó el primer Gran Premio de México en 1962. En el primer día de prácticas la muerte de la joven estrella Ricardo Rodríguez oscureció la fiesta del automovilismo.

El 1 de noviembre, el auto de Ricardo Rodríguez, que iba a 150 kilómetros por hora, derrapó en la curva peraltada, se impactó contra la barda de contención y rebotó siete veces contra la pista antes de terminar destrozado e incendiado. El piloto murió en el Hospital de Balbuena 17 minutos después del accidente.

Fue una muerte perturbadora, Ricardo Rodríguez conducía para Ferrari, pero el equipo italiano decidió no asistir a México debido a que la carrera no otorgaba puntos. Entonces, el mexicano consiguió un permiso para correr con un Lotus-Climax y las consecuencias fueron fatales. El hermano mayor de Ricardo, Pedro, no corrió la prueba, su mejor resultado en casa fue un cuarto lugar en 1968.

Ese primer Gran Premio de México fue ganado por Jim Clark, Jack Brabham fue segundo e Innes Ireland completó el podio. En 1963 Clark repitió su triunfo; en 1964 el ganador fue el estadounidense Dan Gurney; en 1965 ganó Richie Ginther; en 1966 regresó el dominio británico con la victoria de John Surtees; en 1967 Clark descorchó la champaña; en 1968 se coronó Graham Hill; en 1969 el neozelandés Denny Hulme, y en 1970 el belga Jacky Ickx.