AFTEROFFICE
buena vida

El diamante azul de 45 mdd

Oppenheimer Blue es la joya que podría convertirse en la más cara de la historia. La pieza de 14.62 quilates perteneció a sir Philip Oppenheimer y será subastada el 18 de mayo en Ginebra.
Bloomberg
31 marzo 2016 21:57 Última actualización 01 abril 2016 5:0
La puja tiene lugar en un momento en que el mercado mundial de joyas se ha debilitado. (Especial)

La puja tiene lugar en un momento en que el mercado mundial de joyas se ha debilitado. (Especial)

El diamante azul más grande de la historia ofrecido en subasta saldrá a la venta el 18 de mayo en la casa Christie’s de Ginebra. La piedra de 14.62 quilates, el Oppenheimer Blue, lleva ese nombre por su propietario anterior, sir Philip Oppenheimer, cuya familia controló De Beers durante 80 años, antes de vender su participación de 40 por ciento a Anglo American Plc en 5 mil 100 millones en 2012.

Se estima que por la piedra preciosa, cuya designación “vívido de fantasía” la califica como el color azul de más saturación y transparencia posible, se ofrecerán entre 38 y 45 millones de dólares.

La puja tiene lugar en un momento en que el mercado mundial de joyas se ha debilitado. Las ventas, según Euromonitor International Ltd., se desplomaron más de 4 por ciento en 2015, de 38 mil 500 a 36 mil 900 mdd. El segmento superior del mercado ha demostrado, no obstante, una resiliencia consistente que ha marcado récords.

El último decenio ha visto una serie de precios exitosos para los diamantes de color en las subastas (pese a que hay una larga historia de diamantes de color muy codiciados, cuyo ejemplo más destacado es el Diamante Hope).

En 2008, el joyero londinense Graff pagó 24.3 mdd, una cifra que batió un récord, por el diamante azul-grisáceo oscuro de fantasía en Christie’s de Londres; dos años más tarde, Graff registró otra marca, al pagar 45.6 mdd por un diamante rosa de 24.78 quilates en Sotheby’s de Ginebra. El año pasado, el multimillonario de Hong Kong, Joseph Lau, impuso un nuevo récord al pagar 48.4 mdd por un diamante azul de fantasía de 12.03 quilates en Sotheby’s de Ginebra (la noche anterior, había pagado 28.5 mdd por un diamante rosa de 16.08 quilates en Christie’s; se dijo que compró ambas joyas, 77 mdd en total, para su hija que en ese entonces tenía 7 años).

La venta del Oppenheimer Blue se dará después de otra venta susceptible a batir récords, cuando un diamante azul de 9.54 quilates, que en su momento perteneció a la estrella infantil Shirley Temple, salga a la venta en Shotheby’s de Nueva York en abril por 35 mdd. No obstante, el Oppenheimer tiene la posibilidad de batir todas las marcas existentes.

Por un lado cuenta el tamaño del diamante, que supera en más de un quilate el récord anterior; por otro, su rareza, dado que menos de 0.0001 por ciento de todos los diamantes extraídos son azules, según Christie’s, y finalmente su procedencia –Oppenheimer fundó la Central Selling Organisation con sede en Londres, el cartel de diamantes respaldado por De Beers que mantuvo los precios mundiales durante más de medio siglo.

“Sólo se pueden lograr los colores más fuertes en formas tradicionales, como el Oppenheimer Vivid Blue de 15 quilates con un color intrínseco muy saturado del diamante en bruto”, dijo en un comunicado Tom Moses, vicepresidente ejecutivo del Gemological Institute of America. “El color y la transparencia de este diamante azul, además de su estilo de corte tradicional y su procedencia, son verdaderamente excepcionales”.