AFTEROFFICE
deportes

El deporte acuático en México, en manos del COI

México buscará un arreglo de buena fe para que el problema con la Federación Internacional de Natación (FINA) se resuelva, y que sus atletas de deportes acuáticos puedan participar en los Juegos Olímpicos de Río 2016 representando a la delegación nacional.
Eduardo Bautista / Alain Arenas
02 marzo 2016 21:2 Última actualización 03 marzo 2016 5:0
Rommel Pacheco ganó oro durante la Copa del Mundo, pero no representó al país porque México está suspendido por la FINA. (Reuters)

Rommel Pacheco ganó oro durante la Copa del Mundo, pero no representó al país porque México está suspendido por la FINA. (Reuters)

México apelará al espíritu olímpico para que sus atletas de deportes acuáticos puedan participar en los Juegos Olímpicos de Río 2016 representando a la delegación nacional, asegura en entrevista el presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), Carlos Padilla Becerra.

“Del 15 al 19 de marzo me voy a reunir en Río de Janeiro con representantes del COI y del Comité Organizador de los Juegos para pedirles lo mejor para nuestros atletas. No vamos a interponer ningún alegato; todo se hará de palabra y buena voluntad. El pleito legal es entre la Federación Internacional de Natación (FINA) y la Federación Mexicana de Natación (FMN), y quien debe resolverlo es el Tribunal de Arbitraje Deportivo” , comenta el dirigente.

El pasado 22 de febrero, el clavadista mexicano Rommel Pacheco ganó oro en el trampolín de tres metros en la Copa del Mundo de la especialidad, pero tuvo que subir al podio con una playera de Popeye porque México está suspendido por la FINA, desde hace cuatro semanas, de toda actividad relacionada con las disciplinas acuáticas por haberse negado a organizar los Campeonatos Mundiales de Natación de 2017 en Guadalajara, cuyo costo rondaba los 100 millones de dólares.

¿Pero realmente tienen derecho los atletas mexicanos a competir por su país? En teoría, sí. La Carta Olímpica establece que “toda persona debe tener la posibilidad de practicar deporte sin discriminación de ningún tipo y dentro del espíritu olímpico, que exige comprensión mutua, solidaridad y espíritu de amistad y de fair play”. De hecho, Pierre de Coubertin fundó los Juegos Olímpicos modernos como una justa que desconociera los nacionalismos.

“Si vemos la ley nos daremos cuenta de que existen lagunas jurídicas. Por eso yo diría que hay un 70 por ciento de probabilidades de que el COI acepte nuestra petición. Ya he tenido algunas conversaciones telefónicas con ellos”, agrega Padilla.

Sin embargo, el especialista en derecho deportivo Ernesto Meade advierte que, de establecerse un acuerdo entre el COI y el COM, el organismo dirigido por Thomas Bach podría meterse en un conflicto legal con la Federación Internacional de Natación por no respetar su autoridad.

“Se puede llegar a un acuerdo verbal, pero eso implicaría restarle importancia a la FINA. No debemos perder de vista que, en la organización olímpica, no hay nadie por encima del COI”, explica.

LA PELEA CONTINÚA
La FINA le exige al gobierno mexicano 5 millones de dólares por incumplimiento de contrato, pero Alfredo Castillo, director de la Conade, se niega a pagarlos. Es por ello que el conflicto ha llegado al TAS, el máximo tribunal en materia deportiva a nivel internacional.

“Lo que no se vale es que ahora todos desconozcan ese contrato, cuya cláusula punitiva aplica para ambas partes, tanto para la FINA como para la FMN. En este caso es claro quién no cumplió. Lo que debemos investigar es en qué momento el gobierno de la República decidió dejar de apoyar el evento”, abunda Mario Ramírez Barajas, ex asesor de la Conade.

Hasta el momento nadie quiere asumir la responsabilidad. Castillo incluso acusó a Fernando Platas, exmedallista olímpico e integrante de la FINA, de fraguar un movimiento en contra de México a beneficio personal.

“Yo no tengo injerencia política en la FINA. Pertenezco a la Comisión Técnica de Clavados, integrada por 15 miembros de distintos países. Yo jamás perjudicaría a mi país de ninguna manera. Es más, estaría dispuesto a renunciar a mi cargo si eso permite a los atletas competir por México. Sé que el sueño de cualquier deportista es representar a su gente”, comenta el exclavadista.

La irresponsabilidad de las autoridades deportivas podría costarle al erario 14.5 millones de dólares: 7.5 que se tuvieron que dar como anticipo para “amarrar” el certamen, 2 de fianza y 5 que exige la FINA por incumplimiento. Y lo peor: nadie sabe quién va a pagarlos.

ES MOMENTO DE QUE EL COI NOS DEFIENDA DE LA FINA: FMN
Kiril Todorov
, presidente de la Federación Mexicana de Natación, señaló que es el tiempo idóneo para que el Cómite Olímpico Mexicano intervenga en la disputa que tiene la Conade, la Federación Internacional de Natación y la misma FMN, para que los
atletas mexicanos puedan representar a la delegación nacional en los Juegos Olímipcos de Río 2016.

“No se trata de que se pida una concesión, una buena voluntad, ni mucho menos. Aquí de lo que se trata es que es el momento para que el COI nos defienda de la FINA”, señala.

Carlos Padilla, titular del COM, será el encargado de tener esta reunión con las autoridades del COI, pero Todorov comentó que la vicepresidenta del organismo mexicano es su favorita para encabezar esta plática.

“En este momento me adelanto y digo que la ingeniera Jimena Saldaña es la indicada. Ella tiene excelentes credenciales en el COI y en el movimiento olímpico. Es una persona de alto perfil, habla varios idiomas además del español y ella puede interceder en esta situación”, agrega.

El titular de la FMN recordó cómo fue el proceso en que se enteró de que el Mundial de natación de Guadalajara 2017 no se va iba a efectuar. Añade que nadie habló personalmente con él para informarle de lo sucedido.

“Me parece que fue el día 18 de febrero del 2015 cuando se emite un comunicado, por el licenciado Jesús Mena, que dice que se cancela el evento. Luego lanza su comunicado oficial la FINA y, por último, lo difunde la prensa. De hecho, yo me vine informando horas después por estos mismos medios de comunicación, quienes vinieron a mi oficina y justamente ahí comenté que por ellos me venía enterando”.