AFTEROFFICE
reflector

El conocimiento es el resultado de todo lo que soy: Miguel Bosé

En conferencia de prensa, el cantautor español aseguró que el tema que le da nombre a su más reciente producción, "Amo", está dedicado al conocimiento, al saber, a uno de los rasgos más importantes del carácter de Miguel Bosé y que es la extrema curiosidad que tiene por todo.
Sandra Aguilar Loya
10 noviembre 2014 21:48 Última actualización 10 noviembre 2014 22:0
Continuará con la promoción del fonograma "Amo", para arrancar la nueva gira en mayo de 2015. (Cortesía)

Continuará con la promoción del fonograma "Amo", para arrancar la nueva gira en mayo de 2015. (Cortesía)

El cantante Miguel Bosé se encuentra en México para promocionar su más reciente material discográfico Amo, del cual se desprende el primer sencillo homónimo, tema que considera la matriz de la que nace el resto de las canciones.

Amo me fascina, uno porque soy yo ahora, en el 2014; y dos porque son 11 canciones bellísimas, aunque los medios dicen que es el disco ‘más Bosé que he hecho después de Sereno”, dijo este hombre que se describió no como un español componiendo, sino mas bien como un “europeo italiano, nórdico” que le da “otros colores” a los temas.

En conferencia de prensa aseguró que el tema que le da nombre a este fonograma está dedicado al conocimiento, al saber, a uno de los rasgos más importantes del carácter de Miguel Bosé y que es la extrema curiosidad que tiene por todo y en especial a aquellas cosas específicas que lo engancharon desde que era niño y que hasta el momento lo siguen causando en él ciertas interrogantes.

Amo es una canción dedicada al conocimiento, al saber, al gusto de aprender, al gusto de descubrir las cosas, a esa sensación constante de maravillarse ante cualquier cosa nueva. La capacidad del descubrimiento, de aprender es un subidón para la autoestima”, dice el cantante.

La vida personal del cantante español no quedó fuera de la platica con los medios de comunicación mexicanos a quienes aseguró que por ser un personaje público está expuesto a todo tipo de cosas.

Y apuntó: “Bosé no gusta a todos, Bosé es envidiado por muchos, Bosé es amado por tantísimos, Bosé es un monstruo, Bosé es un tipo brillante… Y como diría mi padre (Luis Miguel Dominguín), que hablen de ti, aunque sea bien… El día que ya no suceda, me iré por las sombras”.

Pero mientras tanto, continuará con la promoción del fonograma Amo, para arrancar la nueva gira en mayo de 2015, espectáculo que asegura, tendrá mucho que ver con “el mundo de la portada de este disco que es tremendamente colorido”, lleno de las cosas que a lo largo de su vida lo han atrapado como la astronomía, la astrología, la geometría, las matemáticas, la física cuántica, la música, los mundos animal y vegetal, las espirales, los números aureos y los primos, así como la biología marina que sigue siendo el gran amor de Bosé y por el cual estuvo en diversas ocasiones a punto de dejar ese que es su primer amor, la música.

“Al final yo estoy al centro de todas ellas, como si yo fuera el resultado de las mismas. El conocimiento es el resultado de todo lo que soy y toda esta suma de información es lo que me ha hecho también un libre pensador”.

Este hombre que asegura que su vida en este momento está en una absoluta efervescencia creativa, impredecible, bella y caótica, muy a pesar de que España se ha convertido en un país que ha perdido la alegría, una nación que está a punto de caer en la exclusión social que llevará a millones de sus habitantes a ser un cero a la izquierda. Mientras que no cree que México acabé como esa “España de ciencia ficción” en la que hoy vive.

Sin hacer alusión a ningún problema mundial en específico, Bosé apuntó que a nivel político, el mundo entero está fatal, debido a un problema de alternancia, de incapacidad de renovación, cuyas consecuencias de los manejos han sido nefastas en todos los niveles, lo cual no se arreglará mientras no haya justicia social, finalizó este hombre que en estos últimos meses no ha dejado de asegurar que Miguel es uno y Bosé es otro, personajes que no se soportan pero que a pesar de ello tienen que vivir en el mismo envoltorio ya que uno depende del otro, aunque no hay un conflicto en la vida real.