AFTEROFFICE
reflector

Hollywood no se llevaría el Oscar en igualdad

Un reporte de la Universidad del Sur de California evaluó a 800 de las películas más populares de 2007-2015 y reveló cifras de cómo ha sido la desigualdad tomando en cuenta el género, raza- etnicidad, preferencia sexual y discapacidad.
Redacción
31 julio 2017 22:34 Última actualización 31 julio 2017 23:15
Holywood

El Oscar a la mejor película de 2016 fue otorgado a la cinta Moonlight.

El reporte "Desigualdad en 800 películas populares:
Examinando las caracterizaciones de Género, Raza / Etnicidad,
LGBT y Discapacidad de 2007-2015"
, de la Facultad Annenberg de Comunicación y Periodismo de la Universidad del Sur de California, evaluó a 35 mil 205 personajes a través de 800 de las películas más populares de 2007-2015.

Cada discurso independiente o personaje en pantalla fue evaluado por género, raza / etnia y estatus LGBT, así como una variedad de medidas demográficas, de domesticidad, sexualización y discapacidad.

El reporte revela que de los 4 mil 583 personajes con diálogos analizados en las 100 películas más exitosas del 2016, sólo el 31.4 por ciento eran mujeres, también que únicamente 34 de ellas tenían a una mujer protagonista o coprotagonista, y sólo tres eran latinas y negras.

En 2015, el 73.7 por ciento de los personajes fueron blancos, 12.2 por ciento negros, 5.3 por ciento latinos, 3.9 por ciento asiáticos, 1 por ciento de Oriente Medio, 1 por ciento Indio Americano / Nativo de Alaska, 1 por ciento Nativo Hawaiano / Islas del Pacífico y 3.6 por ciento, otro o de "raza mixta". Juntos, un 26.3 por ciento de todos los personajes hablantes eran de un grupo racial / étnico subrepresentado. No hubo cambios en el porcentaje de blancos, negros, hispano / latinos, asiáticos u otras razas / etnias de 2007 a 2015.

En el reporte se lee también que de las 100 mejores de 2015, sólo 32 personajes fueron lesbianas, gays, bisexuales o transgéneros; mientras que sólo el 2.4 por ciento de los personajes fueron mostrados con alguna discapacidad.

El tema ha abierto la discusión en varios ámbitos. En 2016 circuló en redes sociales el hashtag #OscarsSoWhite, haciendo alusión a la falta de inclusión al talento de artistas negros, latinos y asiáticos por parte de la Academia. 

El estudio llega a la conclusión de que este reporte muestra que la desigualdad es una norma de la industria en una película y que, a pesar de la defensa y las buenas intenciones, el cambio sigue siendo difícil de lograr.