AFTEROFFICE
deportes

El caballo de Víctor Espinoza, la clave para ganar la Triple Corona

Los binomios contra los que competirán Víctor Espinoza y "American Pharoah" en Belmont Stakes (6 de junio) no han participado en ninguno de los otros derbies del año y, según expertos del Hipódromo de las Américas, son equinos reservados sólo para la última cita de la Triple Corona.
Domingo Aguilar Mendiola
03 junio 2015 22:21 Última actualización 04 junio 2015 5:0
Víctor Espinoza va por la Triple Corona con American Pharoah. (AP)

Víctor Espinoza va por la Triple Corona con American Pharoah. (AP)

Los binomios contra los que competirán Víctor Espinoza y American Pharoah en Belmont Stakes (6 de junio) no han participado en ninguno de los otros derbies del año y, según expertos del Hipódromo de las Américas, son equinos reservados sólo para la última cita de la Triple Corona.

El ingeniero José Manuel Méndez Lacarra es hijo del contratista que construyó el circuito de carreras de la Ciudad de México. Desde hace décadas se dedica a la crianza de caballos purasangre y asegura que en cualquier compromiso de velocidad, “el caballo es el 80% de una victoria y el jockey debe tomar las decisiones correctas para no perder la carrera. Si no tienes un buen caballo, decidas lo que decidas, no pasas”.

El derby que se celebra en Nueva York el próximo sábado es el más antiguo en todo el continente americano (empezó desde 1867). El anillo ya se le complicó en un par de ocasiones a Víctor Espinoza y el criador de los ranchos Pozo de Luna explica que se debe a que “la pista es muy larga (2,400 metros); los jinetes que llegan a montar ahí no lo hacen regularmente y suelen equivocarse en la estrategia”. Sin embargo, confía en que el binomio comandado por el mexicano celebrará el tercer triunfo en derbies y emulará la hazaña conseguida por última vez en 1978, cuando Steve Cauthen montó a Affirmed.

American Pharoah “luce mucho, se recupera cuando viene de atrás y se ha mantenido cuando está hasta adelante, parece que no tendrá ningún problema”, comenta Méndez, quien además asegura que pese a lo que piensan muchos apostadores, los cascos del equino no influyen en su desempeño, siempre y cuando estén sanos. Tamaño del corazón, estructura ósea y sistema respiratorio suelen ser detalles en los que se fijan los especialistas. Se espera lluvia para el sábado, pero el favorito en las apuestas (la cuota es 3-5) ya ganó el Preakness Stakes bajo estas mismas condiciones.

Arturo Ruiz García debutó a Víctor Espinoza como jinete en el Hipódromo de las Américas. “Él no salía de la cuadra más que los domingos. Me pedía permiso para ir a ver a sus papás, porque él es de un pueblo que está a un lado de Tulancingo. Siempre fue muy profesional. Era muy concentrado y siempre hacía ejercicio”, recuerda el entrenador, quien hizo que el aprendiz se convirtiera en jockey y ganara en su primera carrera sobre el potro X3.

Según Ruiz, su ex pupilo debe considerar que en el circuito neoyorquino las patas de su caballo se hundirán más que en las anteriores por la cantidad de arena. No obstante, confía en la inteligencia de Espinoza y en el poder que ha demostrado American Pharoah.

American Pharoah es hijo de Littleprincessemma y Pioneer of the Nile, un semental que ganó varias carreras entre 2008 y 2009. Manuel Méndez afirma que conocer el pedigree es importante para saber si existe una herencia que pueda beneficiar el desarrollo de la velocidad, aunque no siempre es un factor determinante, ya que recordó a The Grey Monkey, un purasangre que se subastó en 13 millones de dólares y que no ganó ni una justa.