AFTEROFFICE
deportes

El Bayern Munich reescribe la historia
del futbol a su nombre

El Bayern suma 74 puntos y tiene 23 de ventaja sobre el Borussia Dortmund, a sólo dos de empatar la diferencia que impuso en la temporada 2012-2013 respecto al segundo lugar, cuando terminó con una sola derrota.
Nancy González Gea
24 marzo 2014 23:58 Última actualización 25 marzo 2014 5:0
El cuadro bávaro estaría camino a repetir la hazaña de 2013, cuando se convirtió en el primer cuadro alemán en ganar la Bundesliga, la Champions League y el torneo de Copa. (Reuters)

El cuadro bávaro estaría camino a repetir la hazaña de 2013, ganando la Bundesliga, la Champions League y el torneo de Copa. (Reuters)

Otro partido, otra oportunidad para el Bayern Munich de convertirse en el campeón más prematuro en la Bundesliga, si hoy derrota como visitante al Hertha Berlín, a falta de siete fechas para el final del certamen.

Sin embargo, el paso imponente del equipo defensor del título alemán no sólo está por llevarlo al bicampeonato, sino que podría darle también a romper los récords que impuso la temporada anterior, bajo el mando del técnico Jupp Heynkes.

Ahora es el español Josep Guardiola quien podría consagrarse y dejar atrás todas las críticas de meses pasados, pues puede guiar a su conjunto a obtener la corona contra un equipo de media tabla y sin tener que esperar combinaciones de resultados, algo que nunca ha sucedido en el futbol teutón en marzo.

“comparativo

El Bayern suma 74 puntos y tiene 23 de ventaja sobre el Borussia Dortmund, a sólo dos de empatar la diferencia que impuso en la temporada 2012-2013 respecto al segundo lugar, cuando terminó con una sola derrota. Actualmente tiene 24 victorias y dos empates, 76 goles a favor, sólo 12 en contra, además de una racha de 51 partidos invicto y 18 victorias consecutivas.

Otros escenarios podrían darle el título: si empata con el Hertha, le bastará con que Dortmund empate o caiga ante el Schalke 04, que se encuentra en el tercer lugar de la clasificación. Si pierde, un empate entre estos dos últimos le otorgará su vigesimocuarto título.

Pero Guardiola sabe que no dependen de nadie y lo mejor sería conseguir el campeonato de forma inédita, porque tienen suficiente calidad para ello.

Sin pecar de exceso de confianza, el estratega ibérico sabe que la corona está al alcance de la mano, por lo que ordenó que todo el plantel viaje a Berlín, seguro de que tras el silbatazo final todos podrán saltar a la cancha a festejar.

Y cómo no reconocer a la plantilla en pleno, si el desempeño de todos es tan alto que se han convertido en miembros indispensables para las selecciones de sus respectivos países. De 27 elementos, 19 compiten con sus equipos nacionales: siete por Alemania, dos por Brasil, Austria y España, así como uno por Bélgica, Austria, Dinamarca, Holanda, Francia, Suiza y Croacia.

En el cuadro de goleadores, el Bayern tiene a tres jugadores: el croata Mario Mandzukic, quien es líder con 17 anotaciones; el alemán Thomas Müller, quien ocupa el octavo sitio con 12 tantos, entre ellos tres penales, y el holandés Arjen Robben, decimotercero con 10 dianas, una de ellas desde los once pasos.

El cuadro bávaro estaría camino a repetir la hazaña de 2013, cuando se convirtió en el primer cuadro alemán en ganar la Bundesliga, la Champions League y el torneo de Copa, lo que le llevó a ser nombrado el mejor equipo de ese año.

Quizá la única mala noticia que podría recibir el conjunto esta semana es la sanción por parte de la UEFA, que ordenó el cierre de una de las tribunas de su estadio para su próximo compromiso de la Champions League contra Manchester United, el 9 de abril, además de una multa por 10 mil euros, a causa de los insultos que recibió el también seleccionado alemán Mesut Özil y miembro de Arsenal, al que Bayern derrotó en octavos de final.

Pero en tanto llega abril, la historia que el conjunto bávaro puede escribir ahora acapara la atención en el futbol europeo y podría ser, además, el inicio de otro año de ensueño, pero esta vez, con Pep.