AFTEROFFICE
deportes

El Bayern, la máquina que pasa sobre todos

El viernes, el Bayern Munich rompió dos marcas más en el torneo local, rupturas que se suman a las 25 que lograron el año pasado. En 2013 levantaron el trofeo de Liga, Copa y Champions League, fue la primera plantilla alemana en conseguirlo. Cada año logra que los libros de récords de la Bunndesliga deban reeditarse.
Domingo Aguilar Mendiola
21 diciembre 2014 23:8 Última actualización 22 diciembre 2014 5:0
Los dirigidos por Pep Guardiola consiguieron la mejor diferencia de goles (hasta la mitad del torneo) en la historia de la liga alemana. (Reuters)

Los dirigidos por Pep Guardiola consiguieron la mejor diferencia de goles (hasta la mitad del torneo) en la historia de la liga alemana. (Reuters)

El Bayern de Munich marcha con el perfeccionamiento como bandera y cada año logra que los libros de récords de la Bunndesliga deban reeditarse, porque los mejores registros deben ir acompañados de su nombre. El futbol es acierto y error, pero este equipo ha reducido al mínimo las equivocaciones y la estadística parece monopolizarse.

El viernes, los muniqueses rompieron dos marcas más en el torneo local, rupturas que se suman a las 25 que lograron el año pasado. En 2013 levantaron el trofeo de liga, el de copa y el de la Champions League, fue la primera plantilla alemana en conseguirlo; antes Guardiola lo había logrado con el Barcelona. Cuando llegó como director técnico del equipo bávaro en la temporada 2013-2014 y la escala de exigencia que heredó de Jupp Heynckes no daba otra opción al catalán que mantener la autoexigencia.

La temporada del futbol alemán llegó al receso invernal y los jugadores dirigidos por Pep consiguieron la mejor diferencia de goles (hasta la mitad del torneo) en la historia de la liga alemana. Sólo han admitido cuatro goles en 17 partidos y han celebrado 41 anotaciones, con lo que redujeron en tres la marca de goles recibidos que ellos mismos establecieron en 2012.

Ninguno de sus rivales ha podido vencer a Manuel Neuer más de una vez por partido en este torneo. Neuer se encuentra en la terna por el puesto al mejor futbolista que entregará la FIFA en los primeros días de enero; sus rivales, paradójicamente, son dos goleadores, Lionel Messi y Cristiano Rolando. En Brasil 2014 el arquero alemán recibió 4 goles en 7 partidos .

Cada pieza del mecanismo del Bayern se integra y mantiene la eficiencia en el funcionamiento gracias al hombre que maneja la banca. Guardiola no pudo contar con seis hombres de su cuadro titular, pero el conjunto logró el triunfo y así sumó las unidades que le permitieron mejorar su propio récord de puntos hasta la pausa por la temporada invernal: logró 45 de 51 posibles, uno más que el año anterior.

El Wolfsburgo merodea sin peligro aparente, 11 puntos son los que lo separan del líder, pero la diferencia puede ser inalcanzable si el primer lugar conserva el desempeño que hasta ahora ha mostrado. El Bayern Munich sólo perdió dos partidos de la Bundesliga en 2014; fueron en abril, días después de haber alcanzado el título del campeonato pasado. El mandón se relajó contra el Augsburg y el Borussia Dortmund.

Cuando se reinicie la actividad de la liga el 30 de enero, el Wolfsburgo visitará la capital bávara para intentar conseguir lo que nunca ha podido en su historia: salir airoso de la cancha del Bayern Munich.

Todavía parecen lejanos los 101 goles conseguidos en la temporada 1971-1972 (actualmente van 41), pero se avecinan 17 citas en el calendario que pueden provocar un guiño más del equipo hacia la afición, la cual puede presumir de ser una de las más fieles. Los seguidores del conjunto rojo ostentan los mejores números de asistencia de la liga (junto con el Borussia Dortmund), pues desde el 2007 hasta el primer semestre de 2014, no queda un asiento libre en su casa, el Allianz Arena (lugar para 71 mil 137 personas).