AFTEROFFICE
deportes

El Barsa tiene un aliado en el gobierno español

Luego de la ola de críticas contra el club catalán por las irregularidades en contratación de Neymar, Miguel Cardenal, ministro de Deportes de España, afirmó que el club barcelonés debería ser tratado con más respeto.
Reuters
04 marzo 2014 14:58 Última actualización 04 marzo 2014 15:23
el FC Barcelona tenía motivos para sostener la convicción de que actuaba conforme a la legalidad", afirmó Cardenal. (Reuters)

"El Barcelona tenía motivos para sostener la convicción de que actuaba conforme a la legalidad", afirmó Cardenal. (Reuters)

España.- “El Barcelona debería ser tratado con más respeto”, afirmó este martes el ministro de Deportes de España, Miguel Cardenal, tras la oleada de críticas contra el club catalán por su gestión en el fichaje del futbolista brasileño Neymar.

El delantero brasileño llegó en junio del año pasado al Barcelona, en lo que pareció ser una demostración del poderío del club. Sin embargo, el fichaje le costó la presidencia del equipo a Sandro Rosell, ya que el Barsa inicialmente reveló que la operación tuvo un costo de 57.1 millones de euros y no los cerca de 100 millones que se ha dado a conocer en las últimas semanas.

Tras la dimisión de Rosell, el club admitió que el jugador llegó a Barcelona por 86.2 millones de euros y después de ser acusado de fraude fiscal, el mes pasado acordó pagar 13.5 millones de euros adicionales al Tesoro del gobierno español.

"El Barsa es el equipo de Xavi, Puyol, Busquets, Piqué, Cesc, Víctor Valdés, Pedro… y de Iniesta, que marcó el gol que nos metió en la historia, que nos trajo tanta felicidad, que rindió al mundo a los pies de un estilo de juego", escribió Cardenal en el periódico “El País”.

"Al margen de que no exista condena alguna en una fase tan incipiente de un proceso cuya evolución nadie puede prever, el FC Barcelona tenía motivos para sostener la convicción de que actuaba conforme a la legalidad (...) Ha dado muestras (...) de querer cumplir escrupulosamente sus obligaciones, en el caso de que hubiera incurrido en un error", agregó.

Sin embargo, su decisión de respaldar públicamente al equipo catalán fue cuestionada por Carlos Martínez Gorriarán, portavoz del partido Unión, Progreso y Democracia (UPD). "Me parece muy raro que un secretario de Estado en activo se dedique a defender a un club de futbol que está siendo investigado", dijo Martínez al Congreso.