AFTEROFFICE
buena vida

El arte hecho vino

Como si fueran una obra, así tratan estos vinos españoles, con apenas dos meses en México. Las bodegas ubicadas en Cáceres, España, rinden tributo a lo tradicional, pero con un espíritu moderno y libre.
Myrna I. Martínez
09 septiembre 2015 22:4 Última actualización 10 septiembre 2015 5:0
Las etiquetas con las que llegan por primera vez a México son Habla de la Tierra, Habla del Silencio y el No. 12. (Especial)

Las etiquetas con las que llegan por primera vez a México son Habla de la Tierra, Habla del Silencio y el No. 12. (Especial)

Cuando Miguel Ángel terminó la escultura de Moisés, tomó el martillo, le dio un golpe en la rodilla y le dijo: “¡Habla!”. Vio tal perfección, platica el empresario español Juan Tirado, que sólo le faltaba eso. En honor al artista renacentista, Bodegas HABLA nombró así a sus vinos.

“Es nuestro homenaje al arte, pensamos que la naturaleza también crea obras únicas e irrepetibles. Este es un vino moderno que habla, sólo hay que aprender a escuchar”, dice el presidente de la productora de la vid.

Las bodegas ubicadas en Cáceres, España, rinden tributo a lo tradicional, pero con un espíritu moderno y libre. Fueron inauguradas hace 15 años por una familia dedicada a la agricultura y a la ganadería, principalmente a la crianza del caballo español de raza pura. Misma estirpe que desean transmitir en sus caldos.

Tienen más de mil hectáreas de terreno, 200 dedicadas a la producción de vino, recuperando así un espacio donde hace más de dos mil 500 años los griegos cultivaron vides.

Con este espíritu artístico mantienen una esencia artesanal, ya que la selección y el desgranado de la uva se hace completamente a mano. Al año producen un millón de botellas, poco vino en cuanto a volumen, pero de gran calidad.

Las etiquetas con las que llegan por primera vez a México son Habla de la Tierra, Habla del Silencio y el No. 12.

“Habla de la Tierra son vinos más frescos y jóvenes, con una crianza de cuatro meses. Habla del Silencio es nuestro prêt-à-porter, tiene seis meses en barrica y con el que buscamos transmitir mucha pasión y hacer algo diferente. Dicen que cuando las palabras sobran, que hable el silencio”, explica Tirado.

“El No. 12 es un mono varietal de syrah, una auténtica joya, cada botella es una escultura. Es un vino de lujo, complejo, uno de los más demandados en España. Cada año lanzamos una edición diferente, por eso el número”.

Aunque las bodegas españolas llevan dos meses en el país, actualmente no se pueden conseguir en tienda, pero se han posicionado en una cuidadosa selección de restaurantes, entre ellos Casa Bell, Atalaya y Champs Elysées, ubicado en tres zonas diferentes de la Ciudad de México.

“Es un vino que te trae un mundo de sensaciones, de aromas, de sabores, está muy bien logrado. Yo los conozco desde hace muchos años y creo que han sabido cómo dar el mensaje correcto en cada botella. Son armónicos, equilibrados y redondos, como debe de ser un buen vino”, opina la especialista en vinos Deby Beard.

1
Habla de la Tierra

Tono violeta brillante, limpio con una lágrima densa. Es un vino fresco, elaborado con tempranillo y Cabernet Sauvignon, con toques de manzanilla, hoja de tomate, anís, granada, higo. Con cuatro meses en barrica, es un vino con el que quieren acercarse a la gente
joven.

Habla de la tierra
1
Habla No. 12

Es un vino
2011 que reposó 12 meses en barrica. Es mucho más oscuro y potente. Es mono varietal de syrah, y tiene notas muy complejas, tropicales y exóticas, a mango, piña, mora y frambuesa, con un toque de lavanda. Es un vino profundo.

Habla no. 12
1
Habla del Silencio

Tiene mayor potencia y estructura. Está elaborado con syrah, cabernet sauvignon y tempranillo. Reposa seis meses en barrica de roble francés
y tiene notas de mora, pimienta, cerezas y frutales. Es fresco y carnoso.

Habla del silencio