AFTEROFFICE
culturas

El arte de Didier Faustino 'sabotea' a la CDMX

El arquitecto francés presenta en México cuatro instalaciones. Didier Faustino es un saboteador del orden público. Y de su propio trabajo. En días recientes inauguró, en Parque Galería, su exposición "Sabotaje".
Eduardo Bautista
08 mayo 2016 20:33 Última actualización 09 mayo 2016 19:40
Alquimista. Así se autodefine el artista, cuya obra se caracteriza por crear situaciones inesperadas. (Eladio Ortiz)

Alquimista. Así se autodefine el artista, cuya obra se caracteriza por crear situaciones inesperadas. (Eladio Ortiz)

Antes que un arquitecto, Didier Faustino es un saboteador del orden público. Y de su propio trabajo. Cuando una pareja le pidió en 2006 que le construyera un quiosco para sus encuentros amorosos, él les propuso un “búnker” de porcelana que, tarde o temprano, iba a terminar por romperse, igual que todos los sentimientos humanos.

La metáfora suena cruel, pero es parte del trabajo de este artista francés que se autodefine como “un alquimista” al que le gusta especular y crear situaciones inesperadas. No está interesado en seguir al pie de la letra los cánones de la arquitectura, a la que utiliza sólo como un lenguaje artístico para hacer lo que más le interesa: espacios donde la gente se cuestione sobre el mundo que le rodea.

“Para mí, lo más importante es el sentido político de la arquitectura. No se trata sólo de construir edificios, sino de construir sociedades. La arquitectura es el arte de la construcción, pero también habla de la sociedad y del poder”, dice.

1
  

     

Didier Faustino

En días recientes, Faustino inauguró, en Parque Galería, su exposición Sabotaje, compuesta por cuatro instalaciones que, dice, pretenden poner en jaque al establishment e invitan a reflexionar sobre diversas problemáticas como la migración, los movimientos okupa y la antagónica dualidad entre ciudadanos y fuerzas del orden.

Una de las instalaciones se llama Democracia Portátil. Tiene forma de ágora y en ella la gente puede convivir, platicar y debatir; es una zona protegida para la libre expresión. La otra es Builthefight, una estructura que, según él, puede servir como arma de defensa durante un conflicto social o un estado de sitio.

1
   

    

Didier Faustino

“Creo que el espacio público es uno de los grandes temas de nuestros tiempos. La noción que tenemos sobre él es confusa y cada vez más reducida. Los espacios públicos en realidad ya no son tan públicos; son lugares de control en los que ya no se puede estar”, observa.

Sabotaje es un proyecto que pretende abordar el nuevo paradigma del siglo XXI. Hace tres siglos, dice, la Revolución Francesa enarboló valores como la libertad, la igualdad y la fraternidad, pero las cosas han cambiado en términos políticos.

Según cifras de la ACNUR, hasta marzo de 2016, alrededor de 5 millones de sirios han abandonado su país a causa de la guerra. Aproximadamente 250 mil personas han muerto por cruzar el Mediterráneo; de cada dos que lo intentan, sólo una lo logra.

Faustino sostiene que las migraciones son tan antiguas como la existencia misma de la civilización. Para él, el país que acoge desplazados resulta más beneficiado que perjudicado, pues, afirma, la llegada de nueva gente casi siempre significa mayor riqueza y regeneración social.

“La ocupación de espacios se ha vuelto una forma de supervivencia. No sé exactamente de qué forma el arte puede reflejar estos cambios, pero una de las intenciones de mi trabajo es mostrar las fragilidades de las sociedades contemporáneas. Más que resolver problemas o encontrar soluciones, me interesa formular preguntas”, concluye.

Sabotaje se exhibe en Parque Galería, Puebla 170, colonia Roma.

1
   

   

Didier Faustino
1
   

    

Didier Faustino