AFTEROFFICE
deportes

El añejo verdugo de 'merengues' y 'culés'

Augusto César Lendoiro formó al mejor Deportivo La Coruña de la historia, que se dio el lujo de superar al Barcelona y Real Madrid, que hoy dirimen al campeón de la Supercopa de España.
Alain Arenas
15 agosto 2017 22:30 Última actualización 16 agosto 2017 5:0
Copa

(Especial)

DEPORTIVO LA CORUÑA
Fundación: 1906
Presidente: Constantino Fernández Pico
Director deportivo: Richard Barral
Temporadas en Primera División: 46
En otras divisiones: 39
Número de socios: 25,569
Estadio: ABANCA-Riazor
Aforo: 32,660

La edición 2001-02 de la Copa del Rey fue la número 100 del torneo. La Federación Española de Futbol acordó que la final se jugara en el estadio Santiago Bernabéu el 6 de marzo, en homenaje al Real Madrid, que ese día cumplía 100 años desde su fundación.

El cuadro blanco llegó a la cita. Era el Madrid de los galácticos con Zinedine Zidane y Luis Figo –ganadores del Balón de Oro en 1998 y 2000– como estandartes. Su rival y víctima, en el papel, era el Deportivo La Coruña.

Pero el cuadro gallego vivía el mejor momento de su historia. Ganó la Supercopa de España de 1995-96 a los merengues; en la Liga superó al Barcelona en la temporada 1999-00 para quedarse con el título.

Cómo hoy lo son el Sevilla y el Atlético de Madrid, el Deportivo se convirtió en un rival incómodo. Aquella noche de marzo lo confirmó. Con goles de Sergio González y Diego Tristán derrotó 2-1 al cuadro que dirigía Vicente del Bosque, que posteriormente ganaría la Champions League al Bayer Leverkusen en Glasgow.

Ese partido fue bautizado como el centenariazo, que fue –junto con la Supercopa de España que conquistó en agosto de la campaña 2002-03 al Valencia– uno de los últimos diplomas de renombre que consiguió el apodado Súper Depor.

“El equipo fue muy especial. Fiché a jugadores fenomenales como Bebeto, Djalminha, Valerón, Rivaldo y Roy Makaay, entre muchos otros. Jugar en competiciones europeas lo permitió, pero cuando el equipo dejó de hacerlo sufrimos para mantener la nómina de esos futbolistas. Tuvimos que desprendernos de ellos paulatinamente.

Cuando un club deja de participar en esos torneos es como tener un mini descenso, porque los ingresos que se obtienen son abismalmente menores”, recuerda Augusto César Lendoiro, presidente del Deportivo entre 1988 y 2014, y forjador de aquella plantilla.

FOCOS
En desacuerdo. “Estamos muy molestos, pero no me voy a meter con los árbitros”, dijo Zinedine Zidane sobre la suspensión de cinco partidos a Cristiano Ronaldo.

Los finalistas. El premio al Jugador del Año de la UEFA será para Lionel Messi, Cristiano Ronaldo o Gianluigi Buffon, informó el organismo del futbol europeo.

Baja obligada. “Una constusión muscular en el muslo derecho” provocó que Andrés Iniesta no participe en el encuentro de hoy, informó el Barcelona en su página web.




El fichaje de Rivaldo en la temporada 1996-97 por 12 millones de euros se mantiene como el sexto más caro en la historia del club.

El brasileño anotó 21 goles en 41 encuentros y se encontraba listo para disputar su segunda temporada con el equipo, pero el 15 de agosto de 1997 –último día para registrar jugadores en la Champions League–, el Barcelona pagó su cláusula de rescisión de contrato que ascendía a 4 mil millones de pesetas (23.5 mde, aproximadamente) para integrarlo a su plantilla. El resto es historia. Rivaldo pasó cinco campañas con los culés y se convirtió en uno de los mejores jugadores del plantel al final de la década de los 90 e inicios del 2000.

“Con la partida de Neymar, los barcelonistas saben lo que duele que se lleven a uno de tus jugadores por la cláusula de rescisión. Te rompe el armado del equipo y deja pocos días para contratar a alguien de ese calibre, porque se acerca el cierre del mercado de fichajes”, señala.
Lendoiro dice que su primer cargo como directivo lo obtuvo antes de que cumpliera la mayoría de edad.

A los 15 años lo nombraron presidente del Ural Club de Futbol, equipo infantil que mantiene su sede en La Coruña. En esa misma época fue capitán del equipo juvenil del Deportivo. Años después –comparte – tomó la presidencia del Liceo Hockey Club, con el que ganó cinco campeonatos nacionales e internacionales. El prestigio que obtuvo llamó la atención para que regresara a Riazor, el estadio en el que no pudo debutar en Primera División.

“Me ofrecieron la presidencia del Deportivo en 1988, aunque no quería aceptarla en un inicio. Al final no tuve más opción que asumirla, porque fue tan grande el apoyo que me dieron que ni siquiera se celebraron elecciones”, menciona.

Hace dos semanas, la jueza Isabel Rodríguez cerró provisionalmente el caso del presunto amaño del partido entre el Levante y Zaragoza de la última jornada de la temporada 2010-11. El encuentro lo ganó 2-1 el cuadro zaragocista, que salvó la categoría y provocó que el Deportivo descendiera a la Segunda División. Lendoiro está inconforme con la situación porque, según él, las pruebas son claras de que el partido estuvo arreglado.

“No sólo se sospecha de ese encuentro, también de otros. En el Levante-Zaragoza hay muchas evidencias de que estuvo amañado. Ejemplos hay muchos. Los depósitos de cientos de euros provenientes de las cuentas de Agapito Iglesias, presidente del Zaragoza; el catastrófico derrumbe que tuvo el Levante en ese encuentro, pese a que había tenido una buena temporada. Por último, el milagroso repunte de los zaragocistas en la segunda mitad del año, que sólo ganaron tres juegos en la primera parte de la temporada. Es evidente que hubo algo extraño y que los afectados deben apelar el veredicto”, sostiene.

Lendoiro cumple tres años fuera de la presidencia del Deportivo. Está esperanzado a que con la nueva repartición de los derechos televisivos del futbol español que están por aprobarse, el equipo pueda repuntar. Dice que el club no sólo se merece permanecer en el máximo circuito, sino pelear, al menos, por competencias europeas.

“La importancia del Deportivo es histórica. Es uno de los nueve equipos que ha ganado la Liga y merece volver a pelear con los más poderosos”, afirma. El próximo domingo el Deportivo enfrentará al Real Madrid en la jornada 1 de la Liga, en el marco de los 15 años del centenariazo, aquel encuentro en el que el cuadro Lendoiro humanizó a los galácticos madridistas.