AFTEROFFICE
deportes

El acierto de Williams pone presión a Ferrari

Frank Williams ha encontrado la manera de meter nuevamente en la pelea a su escudería en la temporada 2015. Tuvo la visión de asociarse con los motores Mercedes, y es la inspiración para que sus pilotos se ubiquen entre los seis primeros lugares, al asistir a todas las carreras, como hará este domingo en el GP de Bélgica.
Ma. del Refugio Melchor
20 agosto 2015 21:44 Última actualización 21 agosto 2015 5:0
Los pilotos de Williams, Valtteri Bottas (cuarto lugar con 77 unidades) y Felipe Massa (sexto, con 74) cumplen una buena campaña. (Reuters)

Los pilotos de Williams, Valtteri Bottas (cuarto lugar con 77 unidades) y Felipe Massa (sexto, con 74) cumplen una buena campaña. (Reuters)

Desde su silla de ruedas, Frank Williams ha encontrado la manera de meter nuevamente en la pelea a su escudería en la temporada 2015. Una leyenda del automovilismo que a sus 73 años tuvo la visión de asociarse con los motores Mercedes y que es la inspiración para que sus pilotos se ubiquen entre los seis primeros lugares, al asistir a todas las carreras, como hará el próximo domingo en el Gran Premio de Bélgica.

Con 151 puntos, la armadora británica ocupa el tercer lugar de constructores con una ventaja de 55 puntos sobre Red Bull. Sus pilotos Valtteri Bottas (cuarto lugar con 77 unidades) y Felipe Massa (sexto, con 74) cumplen una buena campaña.

“Es un poco sorprendente porque el año pasado Williams terminó detrás de Red Bull, aquí lo que habría que tomar en cuenta es que Red Bull tiene motor Renault, que no es tan bueno, mientras que Williams tiene motor Mercedes, que es por mucho el mejor de la categoría; ahí está la diferencia principal”, señala el experto en automovilismo Carlos Jalife.

La otra cuestión es que el ingeniero estrella de la escudería austriaca ha toma distancia en la presente campaña. “Adrian Newey no está tan al pendiente del diseño de los Red Bull, como que se está retirando un poquito. Si no está asistiendo a todas las carreras es difícil que los demás tengan el conocimiento, la experiencia, y no es lo mismo con el amo que con los empleados del rancho”.

Este resurgimiento de Williams empezó en 2012 cuando el venezolano Pastor Maldonado ganó el Gran Premio de España. Fue la última vez que la escudería descorchó la champaña. “Sus problemas fueron principalmente financieros, su auto es muy blanco por eso, por la falta de dinero. En la Fórmula Uno el desarrollo implica billetes”, dice Jalife.

Pero a falta de recursos, la escudería siempre contó con el liderazgo de su fundador. “Frank Williams es una leyenda del deporte, él quiso ser piloto, pero descubrió que no era muy bueno. Rentaba autos, compartía mecánicos y descubrió que era mejor para conseguir patrocinios, por eso fundó su equipo. Si le entran 100 millones de libras, euros o dólares, se los gasta todo en el equipo. Muchas veces hasta pone de su bolsa”, afirma Carlos Jalife.

Williams es buen carro cuando son circuitos rápidos como el de Bélgica, y no es tan bueno cuando son más lentos como vimos en Hungría y Mónaco, porque no tienen tan trabajada la aerodinámica o tan pulida como otros autos. Yo vería a los Williams tratando de pegarle a los Ferrari por el segundo sitio”.

El circuito de Spa-Francorchamps es el más bonito de la Fórmula Uno y uno de los más demandantes, destaca el analista. “Pese a que es una versión moderna del original, en el que ganó Pedro Rodríguez en 1970, se recortó a la mitad sus 14 kilómetros, pero mantuvo lo interesante, como los cambios de elevación, rectas brutales; tiene seis curvas de más de 250 km/h”.

En la segunda parte de la temporada se realizarán cambios para tener una competencia más pareja. Ya no se podrán hacer ajustes una vez que los bólidos salgan de los fosos. “Lo que se busca es que los pilotos vayan manejando sus autos y que no todo se les maneje por la electrónica. Lo que no cambia es que Mercedes tiene un auto muy superior”, concluye Jalife.