AFTEROFFICE
CULTURAS

Egipto reclama venta de valiosa estatua antigua en Londres

El gobierno egipcio quiere impedir la subasta de una estatua de 4 mil años de antigüedad. Se cree que la pieza provino de los Cementerios Reales en Saqqara, en el sur de Guiza.
AP
09 julio 2014 19:37 Última actualización 09 julio 2014 21:32
La estatua egipcia mide 75 centímetros de alto. (AP)

La estatua egipcia mide 75 centímetros de alto. (AP)

Egipto está objetando la planificada venta de una estatua egipcia de 4 mil años de antigüedad que podría facturar hasta 6 millones de libras esterlinas (10 millones de dólares) en una subasta en Londres.

El exministro de antigüedades Zahi Hawass dijo a la BBC que el Museo y Galería de Arte de Northampton, a 106 kilómetros al norte de Londres, no tiene derecho de vender la estatua.

"No estamos pidiendo que la estatua regrese a Egipto, sino que se detenga la venta", afirmó. La postura es apoyada por Mamdouh el-Damaty, el actual ministro de antigüedades.

El gobierno del condado de Northampton es el propietario de la estatua y dice que quiere venderla para financiar una expansión del museo, el cual, asegura, contiene la más amplia colección de calzado histórico del mundo.

El plan también ha sido criticado en Gran Bretaña. Alice Stevenson, curadora del Museo Petrie de Arqueología Egipcia en Londres, señaló que vender una estatua tan rara y única socava el propósito del museo. "No debe usarse para tapar un hoyo en el presupuesto del gobierno local", dijo.

La casa de subastas Christie's - que venderá mañana la estatua el - informó en un comunicado que no hay fundamento para postergar la subasta.

El gobierno de Northampton aseguró que compartirá el 45 por ciento de las ganancias con Lord Northampton, cuya familia adquirió la pieza en Egipto en 1849 o 1850, y lo donó al museo de Northampton en 1880. La colección egipcia es pequeña y no es fundamental para el propósito del museo, aseveró una vocera del gobierno. 

La estatua de cal de 75 centímetros de alto muestra a un oficial llamado Sekhema con su esposa, y se cree que provino de los Cementerios Reales en Saqqara, en el sur de Guiza.