AFTEROFFICE
culturas

Efecto Juanga en el debate por la diversidad sexual

Mientras avanza la oposición a la iniciativa presidencial para legalizar el matrimonio igualitario, ¿qué repercusión tendrá la muerte de Juan Gabriel en el debate por la inclusión?
Rosario Reyes | Eduardo Bautista | Lizbeth Hernández
29 agosto 2016 22:8 Última actualización 30 agosto 2016 5:0
El cantautor mexicano fue la antítesis de la masculinidad enaltecida por las generaciones que le precedieron. (Erick Retana)

El cantautor mexicano fue la antítesis de la masculinidad enaltecida por las generaciones que le precedieron. (Erick Retana)

Juan Gabriel fue un ídolo de masas que iba en contra de todos los estereotipos. En un país conservador y machista, el cantautor mexicano fue la antítesis de la masculinidad enaltecida por las generaciones que le precedieron. 

¿Qué repercusión tendrá la muerte del Divo de Juárez en el debate por la inclusión?, se le pregunta a diversos actores de la sociedad mexicana.

Humberto Padgett, escritor
Juan Gabriel no es un símbolo de la tolerancia social, sino la reivindicación de un individuo a través de su talento, y es así una excepción admitida justo ahí donde las excepciones caben: la debilidad que también define al amor, en el que los hombres -los machos-, siempre y cuando sea en la voz del poeta popular, Juanga para el caso, se admiten falibles. Recordemos que es descendiente de un linaje en que le precede José Alfredo Jiménez y lo suceden Joan Sebastian y Marco Antonio Solís -menores éstos, en mi opinión, al de Guanajuato y al de Juárez-; machos centauros, y que él debió lidiar al inicio impostándose como un mujeriego. No es una figura de la diversidad, sino de su propia inspiración y su hondo conocimiento del mexicano derrotado ante la idea del amor.

Fernando de la Mora, tenor
Sería una bonita reflexión ver a la muerte repentina de este gran personaje de la música en nuestro país -que guste o no es un hombre que ha influido enormemente en su creación-, como una oportunidad para revisar nuestra tolerancia, nuestra concordia, revisar en dónde estamos los seres humanos, siendo poco respetuosos de los derechos de los demás. Los homosexuales tienen todos los derechos por ser mexicanos, como todos los demás. Es poco religioso y poco católico no ser tolerante, se aleja de los designios y del ejemplo de Jesucristo.
Todos deberíamos serlo, y espero que la iglesia católica reflexione, no digo que lo acepte, pero sí que lo tolere. Realmente creo que México está de luto con la partida de este gran artista, cuyo legado va a quedar por siempre en la historia de este país.

Diego Fernández, político
Yo no quiero mezclar una cosa con la otra. Sólo puedo decir que hoy México ha perdido a un gran artista, a un hombre que trascendió nuestras fronteras. Fue un ser humano con una vida convulsionada, sumamente difícil, pero creo que supo vencer la adversidad. Naturalmente destacó de manera de brillante. Sin duda es una gran pérdida para el mundo artístico y para todos los que le siguieron de cerca. Yo escuché muchas de sus canciones, muchas veces, y admiré su talento. Lamento su muerte.

Luis de Llano, productor
Este es un conflicto de doble moral; vivimos siempre confrontados, por eso. Juan Gabriel era un genio y el genio no lo puede determinar ninguna preferencia moral, social o sexual. Creo que sí va a ser un parteaguas, porque aportó más de lo que lo ha hecho cualquier persona en mucho tiempo. Lo considero como un filósofo -y en la época de los griegos no existía conflicto por la preferencia sexual-. Era un poeta, un genio de la composición, de los arreglos; tuve oportunidad de trabajar con él y era indiscutible, mágico, así hay que verlo. Muere un gran monstruo de la composición, de la canción sobre el amor, las relaciones humanas y su obra te demuestra que la esencia está en lo que piensas y en lo que sientes y no lo que te juzgue la gente por lo que eres.

Carla Estrada, productora
Creo que son dos cosas totalmente diferentes, primero, ésta es una discusión que ya trae una historia de gente que está a favor y gente que está en contra. Pero a lo mejor sí puede aportar, porque finalmente se está reconociendo a una persona por sus valores, no por sus preferencias, ahí se va a la esencia de la persona sin juzgarla, elevando, mitificándola -porque es ya un mito-, por sus valores, su capacidad, su talento. No me lo había cuestionado así, pero creo que aportaría mucho a la tolerancia. Él no distinguía, le cantaba al amor, al dolor. El amor duele.

Carlos Pascual, escritor
La Iglesia católica no ha cambiado en lo absoluto. Sigue manejando ese doble discurso de querer sacar a la gente a las calles y luego echarse para atrás. Las estructuras religiosas son las mismas, pero eso es algo que no nos debería de sorprender. Finalmente, ese es el trabajo de la Iglesia. La muerte de Juan Gabriel es trascendente y curiosa, porque aunque sí fue un emblema del movimiento gay, nunca le mostró su apoyo de manera pública. La comunidad LGBT debe tomar como ejemplo la vida honesta de El Divo, quien nunca negó lo que era, pero tampoco hizo gala de sus preferencias sexuales. No sé si a los grupos gay les guste eso; podrían acusarlo de falta de compromiso. México es un país donde los ídolos son raros. María Félix era más masculina que muchos hombres, Juan Gabriel más femenino que muchas mujeres. Seríamos un caso muy lindo para Freud.

Fernando Belaunzarán, exdiputado
Juan Gabriel es un símbolo de identidad nacional. Nos canta a todos y su orientación sexual era parte de eso. Hasta los más machos cantan sus canciones. Es un buen recuerdo para combatir la discriminación. Los matrimonios igualitarios ya están contenidos implícitamente en la Constitución, por eso todas la parejas del mismo sexo han ganado los amparos hasta en los estados más conservadores. Las organizaciones tienen derecho a marchar, a lo que no tienen derecho es a imponerle al estado su moral y su modelo de virtud y de familia.