AFTEROFFICE
deportes

Doping amenaza la credibilidad de Chris Froome

El ciclista británico deberá dar un informe a la Unión Ciclista Internacional (UCI) sobre el porqué dio positivo en un examen antidopaje para eludir una potencial suspensión del organismo.
Redacción
13 diciembre 2017 21:35 Última actualización 14 diciembre 2017 5:0
Chris Froome, de 32 años, negó las acusaciones. (AP)

Chris Froome, de 32 años, negó las acusaciones. (AP)

Chris Froome deberá dar un informe a la Unión Ciclista Internacional (UCI) sobre el porqué dio positivo en un examen antidopaje para eludir una potencial suspensión del organismo, que le quitaría el título de La Vuelta a España 2017 y que lo privaría de participar en el Giro de Italia y el Tour de Francia del próximo año.

La Fundación Cilcista Antidoping –organismo independiente de la UCI para la lucha contra el dopaje– detectó que el británico registró 2,000 nanogramos por mililitro (ng/ml) de salbutamol –medicamento para el asma– en una muestra de orina tomada el pasado 7 de septiembre durante La Vuelta a España. La Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) permite el uso de esta sustancia, siempre y cuando no sobrepase los 1,000 ng/ml.

“El atleta debe comprobar mediante un estudio farmacéutico controlado, que el resultado anormal fue consecuencia del uso de la dosis terapéutica (por inhalación) hasta la dosis máxima indicada anteriormente“, publicó la UCI en su comunicado.

Froome, de 32 años, negó las acusaciones. Dijo que utilizó el medicamento porque es asmático y que durante la competencia su enfermedad empeoró. El cuatro veces ganador del Tour de Francia añadió que siguió las instrucciones médicas de su equipo, que le recomendó incrementar la dosis de salbutamol.

“Como líder de la carrera, Chris pasó un análisis al final de cada etapa durante este periodo y declaró el uso del medicamento como parte del proceso”, compartió Team Sky, mediante un informe publicado de en su portal de Internet.

El ciclista tendría un panorama desalentador en caso de no justificar el resultado de su examen. En 2007, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en inglés) castigó un año al italiano Alessandro Petacchi por registrar 1,320 ng/ml de salbutamol en una etapa del Giro de Italia de ese año. Mientras que el italo-suizo Diego Ulissi dio positivo por 1,900 ng/ml de esa misma sustancia en la undécima etapa de la misma competencia, pero en la edición de 2015. La Asociación Olímpica Suiza lo castigó nueve meses.

Si se mantienen los criterios, el británico podría ser suspendido y se perdería dos de las tres primeras Grandes Vueltas del próximo año: el Giro de Italia –que se correrá del 4 al 28 de mayo– y el Tour de Francia –que se disputará del 7 al 29 de julio–. Si la sanción es más extensa podría perderse, incluso, La Vuelta a España, que se desarrollará en agosto.

Sign up for free