AFTEROFFICE
deportes

Dodgers, brazo frágil de sus abridores

Los Dodgers de los Ángeles perdieron 8-3 ante los Nacionales de Washington y se pusieron 2-1 abajo en la Serie divisional de la Liga Nacional. Los problemas se están acrecentando con su rotación de abridores.
Redacción
10 octubre 2016 22:25 Última actualización 11 octubre 2016 5:0
Para la novena entrada, Washington liquidó el partido. (AP)

Para la novena entrada, Washington liquidó el partido. (AP)

El descontrol que tuvo el pitcher Kenta Maeda en la tercera entrada -en la que permitió cuatro de las carreras con las que los Dodgers perdieron 8-3 ante los Nacionales y se pusieron 2-1 abajo en la Serie divisional de la Liga Nacional- es una muestra de los problemas que está pasando la novena angelina con su rotación de abridores.

El lanzador japonés parecía tener una apertura dominante hasta que Anthony Rendón le conectó un cuadrangular de dos carreras, y recibió dos más en el tercer inning.

El asiático no salió para el cuarto episodio y cinco relevistas llevaron el juego hasta el octavo para mantener en cero a la ofensiva rival. Previamente los Dodgers se habían acercado en la quinta entrada con un cuadrangular de dos carreras del bateador emergente Carlos Ruiz.

Ni el mexicano Adrián González ni el cubano Yasiel Puig, dos de los mejores peloteros de la novena de Los Ángeles, fueron efectivos a la ofensiva. En ocho turnos entre ambos, sólo conectaron un imparable.

Para la novena entrada, Washington liquidó el partido. En el primer lanzamiento del episodio, Jayson Werth conectó un home run solitario por el jardín central. Después, Ryan Zimmerman pegó un doblete que no pudo controlar el jardinero izquierdo Howie Kendrick, con el que anotaron Daniel Murphy y Bryce Harper. La seguidilla de carreras concluyó con un elevado de sacrificio con el que el mismo Zimmerman cerró la cuenta, lo cual provocó que los aficionados locales comenzaran a abandonar las gradas antes del cierre.

La última esperanza para que los Dodgers emparejaran el encuentro se fue rápidamente. Yasmani Grandal elevó un fly al jardín central. Josh Reedick sacó una rola a segunda base y fue sacado en primera. Por último, Joc Pederson fue dominado en el jardín izquierdo para que los Nacionales se quedaran con el tercero de la serie.

El destino de los Dodgers está en las manos de Julio Urías, quien tuvo foja de cinco victorias y dos derrotas en la temporada regular. El mexicano tiene promedio de 3.39 de carreras limpias admitidas y tendrá, hoy, su primera apertura en postemporada. Si pierde, el equipo quedará eliminado de los playoffs.