AFTEROFFICE
buena vida

Doble seducción en un solo lugar

Visitar la Ribera del Duero ya no sólo es atractivo por sus vinos con Denominación de Origen, sino porque su oferta turística ahora también contempla hoteles con spa.
Lizbeth Hernández
23 noviembre 2016 22:0 Última actualización 24 noviembre 2016 5:0
Ribera de Duero

Ribera de Duero

La abundante vegetación armoniza con los tonos ocres del atardecer. Fértiles valles de vides son acariciados por el sol al ocultarse. Eso es lo que llena la mirada, al tiempo que el cuerpo recibe la caricia del agua templada. Este es el panorama desde el spa del Hotel Arzuaga, situado a tan sólo cinco metros de sus viñedos en la Ribera del Duero.

Este espacio se encuentra envuelto por la campiña ribereña, en la que destacan valles, laderas y una amplia diversidad de especies como ciervos, muflones y jabalíes. A lo largo de mil metros cuadrados se puede disfrutar de diversos tratamientos faciales y corporales en donde el vino y el aceite de oliva son los principales aliados para un descanso placentero.

Ribera del Duero es la Denominación de Origen más antigua de la Comunidad de Castilla y León, en España. Integra alrededor de 200 bodegas que fomentan el enoturismo. Ofrecen visitas para conocer el proceso vinícola, recorridos por los viñedos, catas, maridajes y una amplia selección de opciones en las que los caldos y la historia son los protagonistas.

1
  

  

Ribera de Duero

Tierra por la que dejó profunda huella el Medioevo, Renacimiento y Barroco, aún presentes en algunas construcciones. Su historia está escrita en muchas de esas paredes que comunican con plazuelas y rincones. En esas edificaciones se alojan algunas de las bodegas más antiguas de la región, en donde hoy conviven procesos artesanales y la alta tecnología que hace más eficiente su industria, misma que se diversifica con otros productos.

El spa del Hotel Arzuaga destaca por su amplia variedad de tratamientos. Su especialidad son los de vinoterapia, en cuyos paquetes incluye una exfoliación con pepita de uva, entre otras opciones, según su elección. El Merlot se completa con un baño de uva negra, el Tinta Fina con una envoltura con vino Gran Reserva, y el Cabernet se acompaña de un masaje termal. Todos tienen un costo de 75 euros. Mención aparte merece el Brindis para dos, que consta de un masaje en pareja de 90 minutos para cada uno con envoltura y baño de uva negra por un precio de 280 euros.

El aceite de oliva, por sus múltiples beneficios para la piel, se incluye entre las opciones más solicitadas. Su beneficio se refleja en la hidratación y tersura que aporta. El Oro Verde es un paquete con masaje de aceite de sus olivos y un facial con serum de oliva. El Elixir es un masaje que se da con ese mismo aceite de pies a cabeza y tiene efectos relajantes.

Además se añaden los servicios de sauna, aromaterapia y fitness con diferentes aparatos enfocados a trabajar el sector cardiovascular. En el área lúdica se puede disfrutar de una copa de los mejores vinos de la casa e incluye servicios de nebulizador, flotarium, fuente de escamas de hielo, jacuzzi de agua y aire, masaje a contracorriente y tumbonas burbujeantes.

TINTOS FUERTES E INTENSOS
La calidad de los vinos de Ribera de Duero se debe a que transitan en climas extremos. El verano es cálido e intenso, todo está verde y listo para el punto culminante que es la vendimia; el invierno deja entrar ventiscas y hasta nevadas. Eso sumado a los suelos blancos y calizos en los que se cosechan las vides ocasiona que las uvas tengan una maduración lenta, pausada, que beneficia su sabor. Por ello los tintos son equilibrados con mucho cuerpo y de rojos profundos. “Son potentes, su sabor, aroma y cuerpo se lo da la piel de la uva”, comenta Ignacio Arzuaga, propietario de Bodegas Arzuaga y Navarro.
Elaborados en La Planta, finca con 150 hectáreas de viñedos, usan para sus caldos tres variedades: tempranillo, cabernet sauvignon y merlot. El 80 por ciento de las viñas superan los 20 años, lo que asegura un mejor sabor.

ARZUAGA CRIANZA
Solo tiene uva tempranillo.
Es equilibrado, aromático y de potencia media.
Tiene aromas de cereza, mora y grosella.
Se puede maridar con bacalao, atún, salmón y carnitas.

ARZUAGA RESERVA
Tiene tempranillo y cabernet sauvignon.
Medalla de oro del concurso internacional Bacchus en el compitió con 1,500 etiquetas españolas.
Aromas complejos en los que se incluyen ciruela, cacao y madera.
Se guarda 30 meses en barricas de roble y se puede acompañar de pato, faisán o mole.

ARZUAGA RESERVA ESPECIAL
Tiene 95 por ciento de uva tinta y 5 por ciento de uva blanca.
Sus vides nacen en viñedos de 80 años; se hace sólo en los mejores años de vendimia.
Tiene mucha estructura y es de un color intenso y potente.
Es ideal para un lechón asado o chocolate amargo.