AFTEROFFICE
deportes

Djokovic gana el US Open y llega a 10 "grandes"

El serbio Novak Djokovic sangró y sufrió. También se apegó a su plan táctico con absoluta fe y así conquistó por segunda vez el título del Abierto de Estados Unidos al vencer a Roger Federer en una tensa final entre los dos mejores tenistas del momento.
Agencias
13 septiembre 2015 22:11 Última actualización 13 septiembre 2015 22:16
Novak Djokovic se llevó su segundo Abierto de Estados Unidos, el cual no se adjudicaba desde 2011. (Reuters)

Novak Djokovic se llevó su segundo Abierto de Estados Unidos, el cual no se adjudicaba desde 2011. (Reuters)

NUEVA YORK.- El serbio Novak Djokovic consiguió el décimo Grand Slam en su carrera, al ganar el Abierto de Estados Unidos, último “major” del año, con el que conquistó tres de la cuatro coronas principales de la temporada al derrotar por 6-4, 5-7, 6-4 y 6-4 al suizo Roger Federer.

Después de una larga espera por el retraso debido al mal clima, el juego no demérito en espectáculo, con dos auténticos pesos pesados del tenis; el número uno y el número dos del ranking se encontraron por sexta ocasión en la temporada, todos esos duelos en finales.

El de Belgrado puso en aprietos en el primer set a su contrincante, que debió de sacarse tres puntos de quiebre en el primer “game”, pero un quiebre en el tercer juego le abrió la puerta a Djokovic para llegar hasta la victoria en ese primer parcial.

1


US Open

En el segundo, un agotador set de una hora pudo regresar a Federer al juego, gracias al toque preciso de ángulos cruzados que tanto lo caracteriza, para poner un 7-5 que igualó el encuentro.

En el tercero, Federer comenzó a ceder terreno, no pudo cerrar los puntos clave en su favor y eso terminó costándole caro ante el número uno del mundo, que le remontó de un 4-5 hasta un 6-4, que dejaban al suizo con más dudas que aciertos para el cuarto parcial.

Ahí, Djokovic encajonó a Federer ya que el helvético parecía diezmado, más en lo mental que en lo físico, por lo que cedió muchos puntos en el comienzo, que lo pusieron con un 2-5 en contra. El K.O. parecía inminente, sobre todo porque el saque lo tenía Nole.

Sin embargo, el suizo demostró por qué es uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, con un tenis brillante que puso en aprietos al serbio no solo le rompió el saque, sino que conservó el suyó en el siguiente juego para llevar el duelo hasta 5-4, donde estuvo a punto de conseguir un nuevo quiebre.

Novak recuperó el control del juego regresó de un break-point en contra para entonces sí acabar con Federer y cerrar 6-4, con lo que se llevó su segundo Abierto de Estados Unidos, el cual no se adjudicaba desde 2011.