AFTEROFFICE
ESPECTÁCULOS

Divas del bolero

Omara Portuondo y Regina Orozco comparten su pasión musical en el espectáculo "Pedazos del corazón", en el que rinden homenaje a los compositores mexicanos Agustín Lara y Álvaro Carrillo. 
Rosario Reyes
04 febrero 2014 22:24 Última actualización 05 febrero 2014 5:0
La cantante cubana Omara Portuondo rendirá homenaje al bolero mexicano. (Archivo)

La cantante cubana Omara Portuondo rendirá homenaje al bolero mexicano. (Archivo)

“Lo conocí en Cuba”, dice la Diva del Buena Vista Social Club Omara Portuondo al recordar a Agustín Lara, uno de los dos compositores mexicanos en quienes se centra el espectáculo "Pedazos del corazón", el cual presentará junto a la cantante Regina Orozco el 8 de febrero en el Teatro Metropólitan. El otro autor al que interpretarán es Álvaro Carrillo.

Omara comparte que desde pequeña (“También fui niña, ¿sabes?”, dice con un guiño) escuchó boleros mexicanos, “junto a los de Cuba, los Norteamérica que también son buenos, cantan cosas sentimentales. A mí ese tipo de música me da deseos de vivir”, señala quien a los 12 años ya formaba parte del movimiento musical Filin, encabezado por César Portillo de la Luz.

Con el paso de los años, la Diva, que tiene más de seis décadas de trayectoria, destaca que durante su larga vida artística ha “tenido oportunidad de escuchar todo tipo de música en muchos países y de irme enriqueciendo. El amor es el mismo y es una de las partes más importantes del ser humano”.

La cantante, quien será reconocida como figura cubana en la premiación del Festival La Mar de Músicas en Madrid en julio y compartirá en los próximos meses la gira de despedida del Buena Vista Social Club (que llegará a México en agosto), en cuyas filas está el alumno más avanzado del fallecido pianista Rubén González, al lado de otros músicos jóvenes y los veteranos sobrevivientes del proyecto, reconoce que su música tradicional sigue vigente “porque siempre será nueva para alguien; los jóvenes la están descubriendo y la disfrutan tanto como el reggaetón”.

Por otra parte, Regina Orozco asegura que su primera vocación de bailarina fue inspirada en la música cubana, “mi papá tenía discos, ganó concursos de bailar mambo, desde chiquita yo lo veía bailando a Pérez Prado, los boleros y todo lo recibí desde mi casa, siempre estuvo ahí, para sentir el baile, el cachondeo”.

Ella fue la creadora de "Pedazos del corazón", el show que la reúne con una figura admirada “a quien me moría por conocer”, inspirada en “la profundidad y la belleza de las canciones”, que ya conocía desde hace tiempo, pues además de integrar esas canciones a su repertorio, tiene un espectáculo en solitario llamado "Boleros, boleritos y flores para Chava" (que concluye con temas de Chava Flores).

Su pasión se combina con la del mariachi y para cerrar el concierto ambas interpretarán con ese acompañamiento clásicos como Un mundo raro.

“Hay canciones para todos los estados de ánimo, si estás muy enamorada vas a preferir unas, pero también hay de dolor y picardía”, afirma Orozco.