AFTEROFFICE
reflector

Netflix se tendrá que poner más original tras romper con Mickey

El reciente anuncio de Disney de cortar la relación con Netflix y la estrategia de otras compañías de medios podría forzar al servicio de streaming estadounidense a acelerar su estrategia por crear series y películas propias.
Bloomberg
10 agosto 2017 11:1 Última actualización 10 agosto 2017 11:28
Disney y Netflix

Disney y Netflix

La ruptura de Walt Disney con Netflix aumenta la presión sobre el servicio de retransmisión para producir más programas propios y apuntalar su catálogo de cine en un momento en que otras compañías de medios retienen sus series televisivas y sus películas más valiosas.

Hasta el momento, Disney es el mayor proveedor que ha retirado programación de Netflix, que en los últimos años pasó de ser amigo a rival de Hollywood.

Scripps Networks Interactive optó por no renovar los acuerdos que dan sus programas a Netflix, en tanto los ejecutivos de 21st Century Fox y Time Warner han dicho que reducirán las ventas al servicio de retransmisión.

“Los acuerdos globales exclusivos y monolíticos con Netflix son problemáticos”, comentó al respecto Lachlan Murdoch, copresidente de Fox, el miércoles pasado en una reunión con analistas. “Y creemos que existe un mercado más amplio para otorgar licencias”.

Pese al éxito de Netflix con series originales como 'House of Cards' y 'Stranger Things', la mayor parte de los 6 mil millones de dólares de inversión en programación este año se destinarán a comprar series de televisión y películas que fueron realizadas y son propiedad de otras compañías.

Pero una parte aún mayor ha sido destinada a series exclusivas, y últimamente, a largometrajes.

“Perder la producción cinematográfica de Disney no debe tener necesariamente un impacto visible en el crecimiento de los suscriptores, siempre y cuando la totalidad del servicio sea una buena propuesta de valor para los consumidores”, consideró Todd Juenger, analista de Bernstein Research.

En un primer momento, los inversores se alarmaron, en tanto la acción cayó 4.7 por ciento. Las acciones se recuperaron mayormente y cerraron un 1.5 por ciento más abajo el miércoles en Nueva York a 175.78 dólares. Netflix avanzó 42 por ciento este año, en comparación con el 11 por ciento correspondiente al S&P 500.

Esta semana, Disney dio a conocer que no renovará el acuerdo por películas con la compañía con sede en California, como parte de su plan de crear sus propios servicios online.

El efecto más inmediato será un golpe a la selección de películas de Netflix en Estados Unidos. A partir de 2019, la plataforma de streaming perderá largometrajes de Disney como “La Bella y la Bestia” y “Encontrando a Dory”.

Es posible que Netflix también pierda películas de Marvel y Star Wars.

1
Hito para Netflix

  

Netflix

Sumar nuevas películas de Disney marcó un hito para Netflix cuando las compañías anunciaron su acuerdo en diciembre de 2012.

La plataforma había ofrecido principalmente películas más viejas y recién comenzaba con la producción de series y largometrajes propios.

Actualmente, Netflix produce más de mil horas de programación original al año e incorpora la mayoría de sus nuevos clientes fuera de Estados Unidos, donde ni siquiera ofrece las películas de Disney.

No obstante, las películas todavía representan alrededor del 30 por ciento de la audiencia de Netflix y contribuyen a evitar que los clientes existentes abandonen el servicio.

Disney aportó a Netflix algunas de las películas más populares en el mundo al tiempo que su catálogo total de películas se reducía.

Películas de Disney como 'Rogue One: una historia de Star Wars' suelen aparecer destacadas en el centro para los usuarios cuando estos abren la aplicación, junto a producciones originales de Netflix.