AFTEROFFICE
buena vida

Diseño sueco: minimalismo nórdico

La exposición 'Una mirada al diseño y la moda sueca' te acerca a las tendencias actuales de ese país, las cuales puedes tener en tu hogar.
Lizbeth Hernández
04 mayo 2017 21:54 Última actualización 05 mayo 2017 5:0
(Especial)

(Especial)

Líneas sencillas, funcionales y versátiles son insignia del diseño sueco. Apreciado en el mundo por su impecable manufactura, su estética sobria es ejemplo de sustentabilidad e innovación.

“Refleja el pensamiento creativo que se materializa en artículos de diseño y arte. Son parte de una transformación conceptual que llegó con el cambio de milenio”, señala Annika Thunborg, embajadora de Suecia en México, quien inauguró la primera edición del Swedish Fashion & Design Stories 2017, evento que busca traer lo mejor de las propuestas actuales del país escandinavo.

Con ello, fomentan encuentros comerciales entre México y Suecia, y promueven el estilo de vida y sus opciones de sustentabilidad.

1
  

  

(Especial)

“A partir de la sencillez y la funcionalidad crean artículos que se enfocan en proporcionar un confort funcional”, señala Alvin Monarrez, curador de la exposición Una mirada al diseño y la moda sueca, que se presenta hasta el 21 de mayo en el Museo Franz Mayer de la Ciudad de México.

Las piezas seleccionadas destacan por sus formas minimalistas en las que se privilegia la versatilidad. Ahí están los estantes String, que lo mismo se pueden adaptar para hacer un librero, formar parte de la decoración de un jardín o almacenar ropa en un clóset.

El diseño en baños y cocinas de Purus destaca por prescindir de tubos o mobiliario que abulte los espacios. Con un elegante uso del acero inoxidable y luz logran ampliar lugares reducidos.

“Se inspiran en las formas de la naturaleza, tienen un uso muy consciente de los materiales, con ellos crean ambientes acogedores”, asegura Monarrez, quien agrega que las inclemencias del clima nórdico obligan a llevar la naturaleza adentro.

El papel tapiz y los paneles acústicos son parte de las opciones más usadas. El primero se inspira en formas naturales, el segundo está hecho de materiales reciclados que absorben el sonido; papel, textiles, madera o lana, que se agrupan en mosaicos de color.

1
  

  

(Especial)

El proceso artesanal sigue en boga. Para muestra están las marcas Reis Petterson, que elabora productos de lujo para interiores como mesas, bandejas y platos con terrazzo, y Kajsa Cramer Home, que se caracteriza por la manufactura de piezas en arcilla porcelana.

“Un objeto de diseño no tiene que ser útil sólo para una función. Se debe adquirir por su belleza y multifuncionalidad, cada quien lo puede usar para lo que desee”, comenta Kajsa Cramer, propietaria y diseñadora de la marca que lleva su nombre. Vende piezas entre 14 y 400 euros.

Parte de los artículos que componen la exposición se pueden adquirir en México en casas especializadas de diseño como idstudio.mx y addrede.com.

COLOR Y SUSTENTABILIDAD
“En el diseño gráfico proponemos el uso del color como detonador artístico. Buscamos un trabajo más personal alejado de tendencias comerciales”, añade la diseñadora Erica Jacobson, quien toma como eje de su creación el poder femenino. En sus creaciones conviven formas e ideas en ilustraciones y anuncios.

La moda es reflejo de sustentabilidad. El discurso gira en torno a la conciencia ecológica. Pugnan por erradicar el uso de pieles suntuosas de animales y elaborar, a partir de basura plástica, una tela de gasa para hacer vestidos de noche. La iniciativa es impulsada desde 2013 por la marca H&M, cuyas creaciones son vendidas bajo el nombre Conscious, en alrededor de 3 mil 500 pesos.

A la par se ha desarrollado una camada de diseñadores de moda preocupados por temas como la igualdad de género, tal es el caso de Minna Palmqvist, que promueve el compromiso social en sus colecciones. Mientras que Patrick Soderstam enfatiza que la moda es una artesanía que requiere tiempo.