AFTEROFFICE
buena vida

Diseño mexicano de lujo en NY

El diseñador mexicano Rolando Santana se posiciona a la par de las casas de moda en Estados Unidos. Ha sabido conquistar a sus clientes en su boutique en Nueva York, donde compite con las grandes firmas de lujo.
Myrna I. Martínez
18 enero 2015 22:26 Última actualización 19 enero 2015 5:0
Rolando Santana se enfoca en diversificar su marca, pagar la nómina, hacer negocios, conquistar a sus clientas y consolidarse. (Cortesía)

Rolando Santana se enfoca en diversificar su marca, pagar la nómina, hacer negocios, conquistar a sus clientas y consolidarse. (Cortesía)

El diseñador mexicano ha sabido conquistar a sus clientes en su boutique en Nueva York, donde compite con las grandes firmas de lujo. La mayor satisfacción de tener una marca high class es contar con clientes que lo mismo compran Dior, Carolina Herrera y Chanel que Rolando Santana.

“Nos acabamos de mudar y cambiamos un poco el giro de nuestro negocio, ofrecemos una experiencia exclusiva, desde apreciar una pasarela muy íntima hasta poder hacer una cita para explicarle cada prenda que le interesó”, dice durante su visita a Guadalajara para participar en Intermoda 2015.

“Es muy especial, así le hacían en Europa en los años 40; nos han dicho clientes que no lo han visto en ningún otro lugar. Es darle un toque más antiguo en un espacio moderno”.

1
Intermoda 2015

La colección primavera-verano 2015 está inspirada en uno de sus pintores favoritos, Mark Rothko, y confiesa que uno de sus sueños es tener en su casa una pintura de este artista fallecido en Nueva York en 1970.

Moda

Sus diseños están dirigidos a las mujeres fuertes que se sientan seguras y femeninas con su ropa. La colección primavera-verano 2015 está inspirada en uno de sus pintores favoritos, Mark Rothko, y confiesa que uno de sus sueños es tener en su casa una pintura de este artista fallecido en Nueva York en 1970.

“El juego de líneas es muy minimalista, quisimos darle un giro para alguien que aprecia arte. Las clientas pueden ver cómo es traducida la obra de Rothko a un vestido, se aprecia en el detalle, en el encaje y los bordados hechos a mano. Es darle alta moda a un cliente que puede apreciar un vestido que se tarda tres semanas en hacer”, explica el diseñador nacido en Cuernavaca, Morelos.

Más allá del arte, Santana también está consciente de que la moda es un negocio. La experiencia adquirida durante años de trabajo en distintas áreas y empresas en Estados Unidos lo llevó a la madurez necesaria para hacer su primera línea de ropa en 2010, y el año pasado lanzar la marca de ropa casual Rolo & Ale, la cual presentó por primera vez en el país durante la pasarela de gala en el cierre de Intermoda 2015.

“Son prendas más accesibles, para una chica que trabaja, que viaja; tiene cierto elemento aspiracional. Es para sentirse bien, cómoda, relajada, pero bien vestida, con un toque juvenil, contemporáneo e internacional”, destaca.

La colección está integrada por suéteres, blusas, faldas, conjuntos, vestidos, con distintas texturas, cortes y tonos en negro y blanco, telas floreadas en verde y rosa, o blusas con colores sólidos y llamativos.
Mientras otros diseñadores se enfocan en hacerse autopromoción en redes sociales o tomarse la foto para Instagram, Rolando Santana se enfoca en diversificar su marca, pagar la nómina, hacer negocios, conquistar a sus clientas y consolidarse.