AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Diseño funcional y, además, divertido

El diseño contemporáneo es, ante todo, funcional. Así lo demuestra la firma Areaware, que oferta en México diversos objetos variados, lúdicos e ingeniosos.
Myrna Martínez
29 julio 2014 22:3 Última actualización 30 julio 2014 5:0
Etiquetas
Una mano que sirve como repisa de libros. (FOTO: Cortesía)

Una mano que sirve como repisa de libros. (FOTO: Cortesía)

Con la idea de crear objetos funcionales, con sentido del humor, poéticos y que provoquen una respuesta emocional, un grupo de más de 20 diseñadores se unió a firma Areaware.

Establecida en Brooklyn, la empresa fue creada en 2005 por el artista Noel Wiggins, quien busca fusionar la sensibilidad artística con una visión de negocio para promover el trabajo de diseñadores emergentes.
Los objetos de la marca, que ya se pueden encontrar en exclusiva en las tiendas Design Stop, son variados, lúdicos e ingeniosos; además, con precios accesibles. Hay utensilios para el hogar, oficina, para niños y hasta electrónicos.

Se puede adquirir un candelabro ideado por Paul Loebach, que a primera vista parece un simple candelabro bonito de mármol o resina, pero cuando se enciende, la base se distorsiona y se mueve sinuosamente gracias a un programa de rendering en 3D.

También están disponibles los modelos funcionales e hiperrealistas de Harry Allen, dos veces galardonado por la Industrial Design Society of America IDEA, que incluyen una alcancía moldeada de un cerdito real y una mano de tamaño real, moldeada con la de Allen, que sirve para colgar cosas o colocar objetos decorativos.

Algunos de los productos más novedosos son los del diseñador industrial Jonas Damon, quien ha creado productos para distintas marcas como AT&T, The Home Depot y Vitra, por lo que la tecnología es uno de sus fuertes.

De Damon ya se puede encontrar un despertador en madera para iPhone, el cual funciona a través de una app que permite programarlos; también con la misma tecnología, se puede tener un bonito y clásico iPhone/radio de madera.

La estrella de Areaware son los famosos Cubebots, de David Weeks, objetos de madera decorativos con los que se forman distintos robots.

Además de los productos de esta firma neoyorquina, en Design Stop (con sucursales en Samara Santa Fe, Condesa, y de venta en Palacio de Hierro en la Ciudad de México) están a la venta las creaciones de otros diseñadores internacionales, incluso hasta se puede conseguir una silla mecedora, reproducción de la realizada por Charles y Ray Eames en 1948 para un concurso del MOMA.