AFTEROFFICE
deportes

Dimite el presidente del Bayern Munich; acepta sentencia por evasión

Uli Hoeness acatará la decisión de un tribunal que lo condenó a más de tres años de cárcel por evasión de impuestos e informó que dimitirá como presidente del club.
Reuters
14 marzo 2014 10:23 Última actualización 14 marzo 2014 11:56
Uli Hoeness, presidente de Bayern Munich

Uli Hoeness, presidente de Bayern Munich, fue condenado a prisión porque su confesión no fue completa, consideró el juez. (Archivo)

MUNICH, Alemania.- Uli Hoeness dijo hoy que aceptará una condena de cárcel de tres años y medio por evadir más de 27 millones de euros en impuestos y que dimitirá como presidente y responsable del Bayern Munich, el club que convirtió en una de las figuras del futbol más importantes del mundo.

"Tras hablarlo con mi familia he decidido aceptar la sentencia de un tribunal de Múnich sobre mis asuntos fiscales. Esto se corresponde con mi idea de la decencia, la dignidad y la responsabilidad personal", escribió en un comunicado publicado en el sitio en internet del club. 

"La evasión fiscal fue el mayor error de mi vida", dijo el exintegrante de la selección alemana de futbol.


El Bayern Munich ya nombró a Herbert Hainer, director ejecutivo de Adidas, en reemplazo de Hoeness.

Al admitir que había dejado de pagar impuestos sobre ingresos guardados en cuentas bancarias secretas en Suiza, Uli Hoeness esperaba clemencia.

Sin embargo, el juez Rupert Heindl determinó que la revelación voluntaria
fue incompleta y por lo tanto no cumplía el requisito vital para las leyes de amnistía que animan a los evasores a ponerse al día con el fisco.

Hoeness estaba acusado de defraudar 3.5 millones de euros en impuestos, pero cuando el juicio comenzó el miércoles sorprendió al tribunal al admitir que en realidad el monto era cinco veces superior.

La cifra subió a 27.2 millones de euros el segundo día de juicio, basándose en el testimonio de un inspector fiscal. La defensa de Hoeness reconoció que la cifra era mayor.

El presidente del Bayern Munich dijo que dimitirá de sus cargos para evitar daños al club que el año pasado ganó la Liga de Campeones y domina la Bundesliga.