AFTEROFFICE
deportes

Dilma Rousseff y Joseph Blatter quieren el mejor Mundial de la historia

Durante la presentación del trofeo, la mandataria brasileña garantizó a hinchas que la infraestructura y la seguridad del país están preparados en las 12 ciudades sede. Por su parte, el presidente de la FIFA se siente optimista de cara al torneo.
Reuters
02 junio 2014 18:4 Última actualización 02 junio 2014 18:10
"En las próximas semanas seguiremos trabajando mucho para que la Copa sea una Copa de Copas", declaró Rousseff.

"En las próximas semanas seguiremos trabajando mucho para que la Copa sea una Copa de Copas", declaró Rousseff. (Reuters)

BRASILIA.- La mandataria brasileña, Dilma Rousseff, recibió este lunes al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, durante la presentación del trofeo de la Copa del Mundo, y garantizó a los hinchas que la infraestructura y la seguridad del país están preparados para recibirlos en las 12 ciudades sede.

"Les aseguro que la estructura de seguridad va a proporcionar a todos la tranquilidad necesaria para conocer nuestras bellezas", afirmó Rousseff en un discurso en el Palacio de Planalto. A 10 días de la inauguración del Mundial, la presidenta destacó que muchos de los estadios fueron escenario de partidos de los torneos estatales y del Brasileirao, y que los aeropuertos van a soportar la demanda adicional de este mes.

"En las próximas semanas seguiremos trabajando mucho para que la Copa sea una Copa de Copas", declaró Rousseff. Brasil sufrió críticas de la FIFA en los últimos años por sus preparativos para el Mundial debido a los atrasos y problemas en proyectos de infraestructura.

Por su parte, Joseph Blatter dijo estar optimista de cara al torneo, que comienza el 12 de junio, con un encuentro entre Brasil y Croacia en Sao Paulo. "Estoy muy animado con las próximas semanas. Vamos a hacer lo máximo para que esta sea la mejor Copa de la historia", dijo Blatter.

El trofeo de la Copa del Mundo visitó 90 países, en la primera oportunidad que pasó por todas las capitales de un país que haya sido sede del Mundial. En total, fueron 150 mil kilómetros alrededor del planeta y 20 mil kilómetros en Brasil.

Después de 41 días recorriendo 27 ciudades, la gira por Brasil terminó el domingo en Sao Paulo, con un total de 450 mil 833 personas que vieron el trofeo.