AFTEROFFICE
deportes

Destituyen a director de prensa de Gallos Blancos

La destitución de Iván Torres Lechuga se presentó como consecuencia de la desorganización en el evento de presentación del astro brasileño Ronaldinho, en el estadio Corregidora de Querétaro, y del posterior veto a 47 fotógrafos.
Sirse Rosas
18 septiembre 2014 18:59 Última actualización 18 septiembre 2014 19:11
La pésima organización que se tuvo durante la presentación de Ronaldinho el viernes pasado, una de las causas. (Cuartoscuro)

La pésima organización que se tuvo durante la presentación de Ronaldinho el viernes pasado, una de las causas. (Cuartoscuro)

QUERÉTARO.- Luego de que la dirección de Comunicación y Prensa del equipo Gallos Blancos de Querétaro diera a conocer el veto de 47 fotógrafos que cubrían los partidos del estadio Corregidora, el director de dicho departamento y firmante de las cartas de veto expedidas, fue dado de baja de su cargo.

A través de su cuenta de Twitter, @ivantorresports, el hasta entonces encargado de prensa del equipo deportivo, Iván Torres Lechuga, dio a conocer su retiro del cargo. “Siempre será un privilegio servir y trabajar para el equipo que me enseñaron a querer desde que nací. Nos vemos pronto”, posteó en Twitter.

Seguido de este mensaje, emitió uno más donde resaltó que durante su tiempo a cargo de Prensa y Comunicación del equipo queretano, ahorró 20 millones de pesos en publicidad y logró incrementar considerablemente los seguidores en redes sociales.

Las reacciones por parte de la prensa que fue vetada y aquellos quienes mostraron su apoyo a los reporteros gráficos sancionados no se hicieron esperar, y minutos después de concluido el partido entre Gallos Blancos y Tigres -donde jugó por primera vez el astro brasileño Ronaldinho-, comenzaron a informar sobre el despido de Torres Lechuga.

Previo al veto de los fotógrafos, el ahora exdirector de prensa ya era responsabilizado en medios de comunicación en Querétaro por la pésima organización que se tuvo durante la presentación de Ronaldinho el viernes pasado, cuando el caos ocasionado por la prensa dentro de la cancha llevó a la molestia de la afición.