AFTEROFFICE
deportes

Después de 18 meses, Armstrong aún pedalea para evadir demandas 

A pesar de que el exciclista Lance Armstrong dijo vivir una vida tranquila, las demandas no ceden y actualmente sigue tratando de evadir las consecuencias de su dopaje confirmado hace 18 meses.
Redacción
19 agosto 2014 13:25 Última actualización 19 agosto 2014 17:16
El documental mostrará los claroscuros de la vida de Lance Armstrong (Archivo)

Lance Armstrong afirmó en una entrevista que vive una vida tranquila y que no ha recibido reclamos de la gente. (Archivo)

Después de 18 meses de haber confesado el haber utilizado substancias ilícitas para mejorar el rendimiento deportivo, Lance Armstrong dijo vivir una vida tranquila.

El ciclista se vio despojado, en 2010, de sus 7 títulos de Tour de Francia por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos, que además sancionó a Armstrong con no poder correr profesionalmente de por vida.

Tras la admisión del dopaje, la reputación y la carrera del ciclista se vinieron abajo, aunque Armstrong afirma haber conseguido vivir cotidianamente sin ser molestado.

“Nunca recibo malos comentarios, ni una vez, y estoy sorprendido por ello", dijo el martes a CNN. 

A pesar de que su vida actualmente está en calma, Armstrong y sus abogados se preparan para enfrentar múltiples demandas civiles que podrían drenar la fortuna del ciclista.

En junio, un juez federal rechazó la petición por desestimar la demanda en la que él y su equipo -patrocinados por el Servicio Postal de Estados Unidos- fueron acusados por defraudar al gobierno a causa de la red ideada para la utilización de substancias para mejorar el rendimiento.

"Estoy muy confiado en que eso va a ser una victoria para nosotros", dijo Armstrong. "No creo que nadie pueda realmente argumentar que el Servicio Postal se vio perjudicado", agregó.

El alguna vez considerado ganador de 7 Tours de Francia alega que el Servicio Postal de Estados Unidos se benefició directamente por la popularidad que consiguió por el patrocinio, además de que la demanda se impuso demasiado tarde.

"Ganaron mucho dinero con el acuerdo y obtuvieron lo que negociaron. Trabajé muy duro para ellos y estoy orgulloso de ello. Además, no había una relación técnica entre el Servicio Postal de Estados Unidos y yo".

Con información de Reuters