AFTEROFFICE

Descubren antigua ciudad maya: Chactún

12 febrero 2014 4:32 Última actualización 18 junio 2013 19:17

[Cortesía: INAH] 


Redacción
 
Un equipo de expertos nacionales y extranjeros, encabezado por el arqueólogo Ivan Šprajc descubrieron una antigua ciudad maya bautizada como Chactún, “Piedra Roja” o “Piedra Grande”, ubicada al norte de la Reserva de la Biosfera de Calakmul.
 
Descubierta hace un par de semanas, se cree que la urbe fue el centro rector de una vasta región hace 1,400 años, entre 600 y 900 d.C., informó el investigador que dirige la expedición apoyada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), al indicar que esto se infiere por la extensión del sitio —de más de 22 hectáreas— y la cantidad de monumentos, al menos una decena de ellos con inscripciones.
 
A lo largo de los siglos, Chactún permaneció oculta en la selva del norte de la Reserva de la Biosfera de Calakmul. De acuerdo con Šprajc, forma parte de un área superior a los 3,000 kilómetros cuadrados, ubicada entre las regiones Río Bec y Chenes, un espacio que ha permanecido como “un blanco total en el mapa arqueológico del área maya.
 
“Es uno de los sitios más grandes de las Tierras Bajas Centrales, comparable por su extensión y la magnitud de sus edificios con Becán, Nadzcaan y El Palmar, en Campeche”, destacó el investigador del Centro de Investigaciones Científicas de la Academia Eslovena de Ciencias y Artes.
 
El lugar comprende 3 complejos monumentales. El oeste, que cubre una superficie de más de 11 hectáreas, mientras que los sureste y noreste suman en conjunto otra extensión igual.
 
En estos espacios se dispersan numerosas estructuras de tipo piramidal y palaciego, incluyendo 2 canchas de juego de pelota, patios, plazas, monumentos esculpidos y áreas habitacionales. Mientras que la pirámide más alta, de 23 metros de altura, se localiza en el Complejo oeste, lo más impresionante del lugar son los volúmenes constructivos que presentan muchos edificios.
 
Chactún —contemporáneo a urbes mayas como Calakmul, Becán y El Palmar— destaca por la gran cantidad de altares y estelas, las cuales combinan inscripciones grabadas con otras en estuco pintado, una característica poco común en este tipo de monumentos.
 
Estas personas tal vez desconocían el significado de los monumentos, pues algunas de las estelas fueron encontradas de cabeza, sin embargo sabían que eran importantes y les rendían culto, pues se encontraron ofrendas de cerámica al frente de algunas de ellas”, precisó.
 
De las 19 estelas registradas hasta el momento, 3 son las mejor conservadas. La denominada 1 da nombre al lugar, pues en ella se menciona que el gobernante K'inich B'ahlam “Clavó la Piedra Roja (o Piedra Grande) en el año 751 después de Cristo”, según la interpretación preliminar realizada por el epigrafista del proyecto, Octavio Esparza Olguín. Las estelas 18 y 14 destacan por la epigrafía que aún se observa.
 
La milenaria metrópoli maya es uno de los cerca de 80 sitios que han sido detectados por el Proyecto de Reconocimiento Arqueológico en el Sureste de Campeche, que comenzó en 1996. La localización de estos lugares se ha basado principalmente en el reconocimiento por medio de fotografía aérea de gran escala.